Ciudad Rodrigo al día

Inaugurada una completísima exposición en recuerdo de la Fiesta de La Charrada

En la Casa de la Cultura se hace un repaso por la historia del evento y por sus características principales

Por segundo año consecutivo, Ciudad Rodrigo no disfrutará en la jornada del Sábado Santo de la Fiesta de La Charrada por culpa de la pandemia del coronavirus, pero su espíritu estará presente a lo largo de todo un mes gracias a una exposición en su recuerdo montada en la Casa Municipal de la Cultura, que se inauguró en la mañana del jueves y que se podrá visitar hasta el 27 de abril, con la novedad de que desde mañana y hasta el 4 de abril se podrá recorrer todos los días, incluido sábados y festivos (de 11.00 a 14.00 y de 17.30 a 20.30 horas).

En esa apertura estuvieron presentes el alcalde Marcos Iglesias, las ediles Beatriz Jorge Carpio y Carmen Lorenzo, la responsable de la Casa de la Cultura y coordinadora de la muestra, Mari Mar Sánchez Zamarreño (así como Soco Uribe), y varias personas y grupos involucrados en distintos momentos en la celebración de La Charrada: José Ramón Cid Cebrián, Carlos García Medina, El Botón Charro, Roble Charro, Aires Charros y Al Son del Tamboril, que han aportado materiales para la muestra, que se distribuye por las dos plantas de exposiciones de la Casa de la Cultura.

En la planta baja, se hace un recorrido mediante numerosos documentos por la historia del evento, que como recordó José Ramón Cid Cebrián fue impulsado en 1980 por la Asociación de Amigos de Ciudad Rodrigo, en un momento “que coincide con la Transición, cuando se empieza a poner en valor la cultura de las regiones”. En este sentido, “aquí no éramos conscientes de la riqueza del folklore que se ha mantenido a lo largo del tiempo”, con “un ritmo tradicional en Salamanca que lo distingue de otras regiones: La Charrada”.

De este modo, con el objetivo de mostrar “la indumentaria, la música y la danza”, nació La Charrada,  que en su primera edición fue ‘Festival’, pero que al año siguiente ya se denominó ‘Fiesta’, ya que “no sólo es el festival de la tarde, sino que incluye pasacalles, doma vaquera...”. En este ámbito, se recogen varios documentos, como artículos de la publicación Badajo que editaba la Asociación de Amigos de Ciudad Rodrigo (que recogen las bases de celebración de La Charrada), artículos de los libros del Carnaval de 1982 y 1983, recortes de periódicos o la relación de Encinas Charras concedidas hasta la fecha (se exhibe también una de ellas).

A continuación, se exponen los carteles y programas de mano de todas las ediciones de La Charrada, excepto la de 1988, cuando no se llegó a lanzar cartel ni se entregó la Encina Charra. Según recordó Carlos García Medina, “los comienzos fueron difíciles, porque no teníamos medios, pero sí mucha ilusión”, explicando por ejemplo que los organizadores alojaban en sus casas a los participantes en el evento además de traerlos y llevarlos. Sin embargo, llegó un momento que fue inasumible para la Asociación, que de este modo en 1988 cedió la responsabilidad al Ayuntamiento, que la tuvo que organizar un poco deprisa y corriendo.


Carlos García Medina recordó que La Charrada (“gracias a la cual el pandero cuadrado se conoce en todo el mundo”) era “una fiesta que no se hacía en Castilla y León”, lo que hizo que en 1991 fuese declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, hecho que se recuerda en la muestra con varios documentos. Precisamente estos días se cumplen 30 años de aquella declaración, que ahora se quiere ampliar a Fiesta de Interés Turístico Nacional, como apuntó el alcalde Marcos Iglesias, quién pidió a los colectivos involucrados que “trabajemos juntos”, porque “el Ayuntamiento sólo no lo puede conseguir”.

La relación de documentos expuestos en la planta baja de la Casa de la Cultura se completan con varias imágenes de La Charrada presentadas al Concurso de Fotografía Temático del año 2017 (que estuvo dedicado al folklore), y varios cuadros (algunos originales y otros reproducciones), entre ellos algunos de los que han servido de inspiración para los carteles del evento, como por ejemplo uno de Carlos García Medina titulado Signos de identidad.

Mientras, en la planta superior de la Casa de la Cultura se recogen todos los elementos distintivos de La Charrada, con una gran colección de trajes (de mayores y niños) e instrumentos de todo tipo (panderos, botellas, sartenes,...). Además, se exponen numerosos complementos, como mantones (alguno de ellos histórico), camisas, capas o botos. Por último, hay alguna foto, que recuerda que alguna edición de La Charrada se ha tenido que trasladar al Teatro Nuevo por culpa de la lluvia.

Además de recordar el propio evento, con esta exposición “se quiere mandar un mensaje, que estas manifestaciones culturales hay que protegerlas, visibilizarlas, ponerlas en valor de muchas maneras, sobre todo a las generaciones más jóvenes”, en palabras de Marcos Iglesias, añadiendo Beatriz Jorge Carpio en ese sentido que la muestra sirve para “dar a conocer las nuevas generaciones lo que es La Charrada”, que el alcalde definió como “un evento importante que representa muchos aspectos de nuestra cultura tradicional”.

Ver más imágenes: