La solidaridad salmantina y el Milagro de San José ‘Ladrillo a Ladrillo’

El trabajo y las donaciones de los vecinos permitieron la construcción del templo que concluyó en 1957

Hay episodios de nuestro pasado que son ejemplo de cohesión social y solidaridad. Es el caso del que recuerda Alberto Cea García en la plataforma Fotos Antiguas de Salamanca, donde ha divulgado esta foto de autor desconocido y realizada en el paseo de San Antonio, en la década de los 50.

De este modo lo explica: “En el mes de marzo de 1952 el Padre Basabe anunciaba a través de la radio la intención de levantar un nuevo edificio en el Paseo de San Antonio para el que solicitaba la colaboración de todos sus vecinos: Se está empezando a construir un edificio bajo la protección de San José, sin recursos económicos. Ahora es Dios el que tiene que hacer este milagro y vosotros con Dios y con vuestros ladrillos. Ese sería el germen de lo que hoy es el Milagro de San José, Ladrillo a Ladrillo”.


Cea añade que “gracias al trabajo y a las donaciones de los vecinos se hizo posible la construcción del templo que terminaría en 1957 y ya el año 1968 se erigiría como parroquia. Desde sus inicios, hasta la actualidad, la actividad parroquial está integrada en el conjunto de la labor de la Compañía de Jesús en Salamanca, caracterizada por su compromiso con la justicia y la solidaridad con los más pobres”.