Ignacio Galán reivindica el liderazgo de Europa en la reactivación verde de la industria y del empleo

El empresario salmantino intervenía en el Clean Energy Summit, junto al vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans

Optimismo y urgencia. Son los dos mensajes clave en los que ha incidido el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, durante su intervención en la sesión inaugural del Clean Energy Summit, organizado con el respaldo de la Comisión Europea y en la que también ha participado el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans.

Galán ha incidido en la necesidad de actuar con urgencia para que Europa no pierda el liderazgo en la transición hacia una economía baja en carbono, motor de reindustrialización y creación de empleo: “Tenemos que hacer todo lo que podamos en esta década, debemos ser muy ambiciosos y el momento es ahora. El liderazgo europeo, clave para la firma del Acuerdo de París, ya ha beneficiado a todo el mundo y debemos reforzar el trabajo de los últimos años para que se traduzca en bienestar y empleos para los europeos”.

Para ello, el continente cuenta ya con un apoyo social masivo, con un compromiso político sólido con el European Green Deal, con la tecnología necesaria y con empresas preparadas para invertir de forma masiva. También, según ha explicado el presidente de Iberdrola, están disponibles los recursos necesarios, pero, en este sentido, “habrá una competición masiva y tenemos que hacer un uso inteligente de los fondos, promoviendo sectores de futuro y no de pasado, para lograr que los recursos públicos movilicen la inversión privada”.

“Debemos poner todos los recursos en tecnologías cero carbono, no dedicarlos a tecnologías que tendrán una vida corta. No debemos pensar en bajo carbono, sino en cero carbono. Y debemos hacerlo teniendo en cuenta la dimensión social de la transición en nuestro análisis. De lo contrario, habremos fracasado”, ha añadido.


Como ejemplo de tecnología de futuro que está ya disponible, ha destacado el hidrógeno verde, clave para electrificar procesos industriales y transporte pesado: “Ya podemos, por ejemplo, producir fertilizantes y amoníaco 100% limpios, y nosotros vamos a hacerlo posible este año. No tenemos que esperar más, debemos comenzar ya”, ha explicado el presidente de Iberdrola en relación a la apuesta del grupo por esta tecnología, uno de sus vectores de crecimiento para los próximos años.

La transición energética se presenta por tanto como una gran oportunidad para recuperar el liderazgo industrial de Europa, construir una economía más fuerte y sostenible y generar empleos de calidad. En este proceso, como ha recordado Ignacio Galán, será clave el impulso a la innovación: “Tradicionalmente, otras grandes economías han invertido más en innovación que Europa; ahora tenemos la oportunidad de solventar esta diferencia”.

En este sentido, Iberdrola es, según la Comisión Europea, la primera utility privada de Europa por inversión en I+D+i y la segunda del mundo. En la última década, ha invertido más de 2.000 millones de euros en innovación y desarrollo y, solo en 2020, destinó cerca de 300 millones de euros a esta área, que considera una variable estratégica, como base para garantizar su sostenibilidad, eficiencia y competitividad.