Una de cada tres personas sufre un trastorno del sueño en España, según una experta de UIC Barcelona

Sufrir insomnio crónico provoca deterioro de la calidad de vida y del rendimiento laboral, y un aumento del riesgo de sufrir depresión, ansiedad y abuso de sustancias

El insomnio es más frecuente en mujeres / Europa Press

La profesora del Grado en Medicina de UIC Barcelona, consultora en AdSalutem Instituto del Sueño en Barcelona y coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell, Maria José Masdeu, afirma que sólo un tercio de los afectados acude a un especialista.

Entre un 6 y un 10% de la población padece el síndrome completo de insomnio crónico, más común en mujeres y en personas con bajo nivel socioeconómico.

Según Masdeu, la pandemia ha aumentado los problemas relacionados con el sueño a causa de "las nuevas condiciones de vida que nos ha impuesto".

Una de cada tres personas sufre un trastorno del sueño en España y sólo un tercio de los afectados decide acudir a un especialista para tratarlo, según ha explicado la profesora del Grado en Medicina de UIC Barcelona, coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell y consultora en AdSalutem Instituto del Sueño María José Masdeu.

Con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra mañana, Masdeu ha explicado que, aunque en general los españoles duermen una media de entre siete y ocho horas, -más horas que en Reino Unido, Portugal o Alemania- entre un 6 y un 10% de la población padece insomnio. Según la especialista, este problema es más frecuente en mujeres y en personas con bajo nivel socioeconómico y "puede producirse a cualquier edad, aunque se suele diagnosticar en adultos mayores".

La profesora de UIC Barcelona ha advertido de las consecuencias de sufrir insomnio crónico, ya que provoca "un deterioro de la calidad de vida y del rendimiento laboral, y un aumento del riesgo de sufrir depresión, ansiedad y abuso de sustancias". Por ello, ha señalado la importancia de acudir al médico cuando el insomnio "tiene impacto en alguna esfera de la vida de la persona, no solo de salud sino también personal y profesional".


Para evitar llegar a este tipo de situaciones, ha reclamado que se impulsen "políticas de educación y concienciación de la población, que muestren al sueño como el cuarto pilar de salud, junto con la dieta, el ejercicio y la salud mental". También remarca la necesidad de seguir apostando, al igual que hace la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de UIC Barcelona, por "darles a los futuros profesionales de la sanidad una visión de la medicina del sueño".

Aumento de casos durante la pandemia.

La pandemia de la Covid-19 ha provocado un aumento de problemas de sueño en la población relacionados, principalmente, "con las nuevas condiciones de vida que nos ha impuesto, como pasar más horas encerrados en casa, expuestos a aparatos electrónicos y sin poder hacer ejercicio ni mantener vida social", según la doctora Masdeu.

A ello ha añadido el hecho de "recibir tanta información a través de los medios, con un sistema sanitario desbordado, una economía de extrema dificultad y miles de muertos". "Todo esto ha creado un impacto muy negativo en las personas y uno de los sistemas fisiológicos que se ha visto afectado es el sueño", ha asegurado.

Insomnio infantil.

La profesora del Grado en Medicina de UIC Barcelona también se ha referido al insomnio infantil y ha asegurado que entre un 10 y un 30% de los niños lo padecen, "asociado con una mayor demanda de la presencia de los padres en la cama o durante la noche".

En el caso de los adolescentes, Masdeu ha explicado que los estudios indican "prevalencias del 3 al 12%, dependiendo de los criterios utilizados, y con mayor frecuencia en chicas que en chicos después de la pubertad". En estas edades, según la especialista en trastornos del sueño, el insomnio "puede provocar fracaso escolar".