El secretario general de Universidades aboga por grados de cuatro años con formación "generalista" y "sólida"

José Manuel Pingarrón reconode que los de tres años "han sido una singularidad", pues son 24 grados de los 3.800 que hay

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón (i), junto al rector de la USAL, Ricardo Rivero. Foto EP

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, ha defendido en Salamanca los grados de cuatro años que aporten "una formación sólida, generalista, que permita atender a los retos de futuro" y que ofrezca "acceder después a esa especialización" que aportan los másteres.

Según sus palabras, en su visita a la Universidad de Salamanca (USAL) para participar en la presentación de la colección de libro 'La Universidad del siglo XXI', los grados de tres años "han sido una singularidad", pues en el sistema universitario español cuenta con 24 grados de este tipo dentro de los 3.800 que hay en general.

José Manuel Pingarrón ha explicado que el modelo pedagógico que defiende pasa por acceder al empleo desde la Formación Profesional Superior o desde "la especialización que tiene que ver con los másteres".

Para ello, ha abogado por grados de cuatro años con "formación sólida" y de carácter "generalista", pues "si son demasiado especializados, esos contenidos probablemente se queden obsoletos con pocos años", que "permita acceder después a esa especialización".


Así lo ha manifestado a los medios de comunicación en Salamanca tras una reunión de dos horas con el rector de la USAL, Ricardo Rivero, y antes de participar en la presentación de la nueva colección de libros sobre el presente y el futuro de las instituciones académicas de educación superior.

En este encuentro con la prensa ha reseñado también el apoyo del Gobierno a la formación dual, que tenga carácter "potestativo" para las universidades que quieran y que permita contar dentro de los grados con itinerarios concretos que se realicen "en conjunción" con empresas, instituciones y organizaciones de distintos tipos, de tal manera que "la formación del estudiante sea más completa y tenga mejor empleabilidad".

Finalmente, los periodistas le han preguntado por si cabe la posibilidad de que pueda "cambiar" la persona que actualmente está al frente del Ministerio de Universidades, Manuel Castells, y ha manifestado: "Nada que comentar al respecto, pero estoy convencido que no".