“El 8-M no tendría sentido si la mujer no luchara el resto de días”

Cuenta con un papel importante en el deporte local tras muchos años formando parte de él
Teresa Juanes, en el Unamuno

Teresa Juanes es entrenadora y jugadora en el equipo de voleibol de la Universidad y cuenta con un papel importante en el deporte local.

¿Cómo estás llevando un año complejo y extraño por la pandemia a la hora de entrenar y jugar?

Está siendo un año complicado para todos y nos ha afectado más a unos que a otros. Se están empezando a ver consecuencias horribles, lo que afecta mucho psicológicamente. He tenido que darle una vuelta a mi vida personal. Salir en Primera División no es cualquier bobada y hay que tener un equipo serio. Se fueron muchas jugadoras y ninguna de esta temporada es de aquí… Que empezara la Liga y competir, que ha ido todo bastante bien, nos ha dado la vida.

¿En qué forma se pasa a dirigir un equipo en el que has estado tantos años compitiendo?

Entré en el equipo en el año 2006/2007 a jugar y es casi como mi segunda familia. Pasaba muchísimo tiempo entrenando, viajando y estaba más tiempo con mis compañeras que con nadie. Se notaba mucho la diferencia de tener 15 años y ellas 22, maduré y me enseñaron a nivel humano en el deporte. En la 2016/2017 me quedé como entrenadora porque el anterior (técnico) no podía seguir y yo era la más veterana. Nunca perdí el apoyo de la gente del equipo y de alrededor.

¿Cuál es la manera de compaginar el hecho de ocupar dos cargos tan distintos dentro del equipo?


Tuve que sacarme el curso de entrenadora, pero al llevar tanto tiempo dentro sabes cómo llevar los entrenamientos. Lo difícil es compaginarlo, aunque siempre me ha gustado hacerlo. Lo que más me ha perjudicado es a nivel de jugadora, porque no entreno lo mismo, he tenido lesiones… A veces me salgo del entrenamiento para ver algún ejercicio desde fuera. Este equipo es un grupo humano muy unido y yo intento cargar con más peso. Me gusta esa responsabilidad. Es como mi familia. 

¿Qué significa para ti el 8-M?

Veo la importancia que tiene el día para las mujeres, aunque no es algo que me parezca muy especial. Siguen ocurriendo cosas en España que parece mentira que sigan pasando y soy consciente de las injusticias que viven muchas mujeres. Creo que el 8-M no tendría sentido si la mujer no luchara el resto de días.

¿Alguna vez has sentido discriminación como deportista femenina?

No, afortunadamente. Nunca he tenido ningún tipo de problema.

¿Qué hace falta para que haya una mayor igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad y en el deporte?

Hay cosas que hay que seguir cambiando y rompiendo barreras. Todo depende de cada uno y luchar contra las injusticias y por la igualdad, pero no me gusta que se le dé un trato mejor a la mujer.