Guijuelo al día

El edificio del reloj muestra la hora exacta gracias a un nuevo cambio de maquinaria

El histórico inmueble también recibirá una mejora en la cubierta gracias a una subvención de los fondos Covid
Estado actual del edificio del reloj - Kiko Robles

El histórico edificio del reloj de Guijuelo acaba de recibir unos trabajos de mejora en forma de nueva maquinaria para el reloj ubicado en su fachada y que da nombre al propio inmueble. La anterior maquinaria databa aproximadamente de los años 80 y debido a su edad se atrasaba, por lo que ha sido instalada una nueva maquinaria para el histórico y uno de los emblemas de la localidad, junto a la plaza de toros, inaugurada en el mismo año de 1909 y el histórico Torreón.

Es la segunda vez en la historia del edificio que se sustituye la maquinaria. El primer movimiento del reloj se encargó a Antonio Ferreira, maestro relojero cuyo taller estaba ubicado en el número 40 de la Plaza Mayor de Salamanca. Se trataba de una maquinaria totalmente mecánica que contaba con un curioso péndulo ornamentado, que fue instalada en el edificio durante su construcción en 1909. Esta maquinaria, que además daba las campanadas marcando las horas, se mantuvo en marcha hasta finales de los 70 o entrados los años 80, momento en que fue cambiado por otra maquinaria más moderna y que prescindió de las campanadas horarias. Tras otros cerca de 40 años de servicio, esa maquinaria ha sido sustituida esta semana por otra más actual aún debido a que el reloj atrasaba y no mostraba la hora exacta. Tras la nueva incorporación, el histórico reloj vuelve ser puntual en plena calle Filiberto Villalobos.

SUBVENCIÓN PARA LA NUEVA CUBIERTA

El histórico edificio del reloj de Guijuelo recibirá este año mejoras en su cubierta. Se trata de uno de los 52 proyectos aprobados por la Consejería de Presidencia de la Junta de Castilla y León. Una línea de ayudas que hacen uso del fondo extraordinario Covid, enmarcado en el Pacto para la recuperación económica. En concreto, la actuación cuenta con un presupuesto total de 105.400,68 euros, de los que la Junta financiará el 58,45%, es decir, 61.605,02 euros, mientras que el Ayuntamiento de Guijuelo aportará el resto, 43.795.66 euros.

Construído para fomentar la cultura
La historia del emblemático edificio del reloj de la villa comienza a principios del siglo XX. En esa época, Guijuelo empieza a vivir desahogadamente y una vez satisfechas las necesidades primarias se empieza a pensar en favorecer el ocio y la cultura. En 1908 se creó una “sociedad anónima recreativa” por los vecinos con el objetivo de avivar la vida social de la localidad. Para ello se recaudaron fondos para la construcción de la plaza de toros y de un edificio para fonda café-teatro. Se reunión un capital social inicial de 70.000 pesetas, dando comienzo a los citados proyectos. 


Tras un año de obras, el edificio del reloj se inauguró oficialmente en 1909. Se trata de un inmueble típico de finales del siglo XIX e inicios del XX. Consta de varias plantas, siendo la última de ellas parabólica, con un gran mirador que se encuentra rematado por una pequeña torre donde se encuentra el reloj y una campana de bronce. Está situado prácticamente en el centro de la villa, en plena calle Filiberto Villalobos, la principal vía guijuelense, y a pocos metros de la Plaza Mayor.

En sus inicios, el uso del inmueble se destinó a albergar un café-teatro mercantil. En la época eran habituales estos lugares que no solo servían como centros culturales y establecimientos hosteleros, sino que eran además todo un centro social en el que los industriales de la villa se daban cita para hacer todas las compras y ventas. El amplio edificio contaba con una parte posterior en la que se albergó el pequeño teatro que llevó por nombre el del insigne poeta “Gabriel y Galán”.

Han pasado 112 años desde su inauguración y el edificio ha vivido diferentes usos y numerosas reformas, algunas de ellas transformando por completo su disposición interna. Pese a todos estos cambios, el inmueble aún conserva la fachada original, la escalera principal y el propio reloj. Debido a su gran tamaño, ha podido albergar incluso varios usos distintos al mismo tiempo. En la segunda mitad del siglo XX destacó por ser sede durante numerosos años en su planta baja de una sucursal del Banco Santander. Sin embargo, el uso más destacado que ha tenido el edificio ha sido el de sede del Ayuntamiento de Guijuelo. La parte posterior, con la antigua escalinata, fue el acceso a las oficinas y despachos de funcionarios y concejales. Mientras que la planta superior, la sala del mirador, se destinó a acoger el salón de plenos. La planta baja, una vez que finalizó la actividad bancaria, se empleó como zona de atención al público municipal.

Vuelta a los orígenes
El edificio del reloj entró en el siglo XXI, cumpliendo un siglo de edad junto a la plaza de toros en 2009, albergando la actividad municipal. Pero serían ya los últimos años para este fin, puesto que en 2016 se inauguró la actual Casa Consistorial en la cercana Plaza Mayor. Desde entonces, el edificio ha recibido varios usos menores y siempre de manera provisional, como ser sede del ropero social que dirigen varias voluntarias de la localidad. El destino del edificio, según los planes del Ayuntamiento, es el de recuperar su actividad original, destinándose a la cultura y recuperando el teatro, que fue de los primeros usos que perdió en una de sus muchas reformas.

  • Antigua maquinaria del reloj, retirada en los años 80 - Fotos: Javier Bautista
  • Edificio del reloj en la actualidad - KR
  • Calle Filiberto Villalobos con el edificio del reloj de fondo (circa años 50) - Archivos JCYL
  • Calle Filiberto Villalobos con el edificio del reloj de fondo (circa años 50) - Archivos JCYL
  • Calle Filiberto Villalobos con el edificio del reloj de fondo (circa años 40) - Archivos JCYL
  • Fachada de la Casa Consistorial del Edificio del reloj (circa años 50) - Archivos JCYL
  • Antigua maquinaria del reloj, retirada en los años 80 - Fotos: Javier Bautista
  • Calle Filiberto Villalobos con el edificio del reloj de fondo (circa años 70) -
  • Calle Filiberto Villalobos con el edificio del reloj de fondo (circa años 70) - TDC
  • Detalle actual de la esfera del reloj - KR