ENUSA logra su primer contrato de suministro para una compañía coreana

Este nuevo sistema que mide el grado de quemado de combustible nuclear ya utilizado, con un equipamiento más ligero y versátil

Enusa venderá a Corea del Sur un equipo, 'SICOM-NG-FA' que permite conocer el nivel de quemado del combustible en las centrales nuclears. - ENUSA INDUSTRIAS AVANZADAS

La empresa coreana de combustible KEPCO-NF ha notificado a ENUSA la adjudicación de un contrato para el suministro de un nuevo equipo (SICOM-NG-FA) que mide el grado de quemado de los elementos combustibles ya utilizados en las centrales nucleares. Esta adjudicación supone el primer contrato con una compañía de este país asiático y es el resultado de un concurso en competencia internacional convocado por esta empresa a finales de octubre de 2020.

KEPCO-NF es una entidad pública dedicada al diseño y fabricación de combustible nuclear en Corea del Sur. Se trata de la primera vez que ENUSA suministra a este país y también en comercializarse esta nueva tecnología en los mercados internacionales. En este sentido,  esta operación, supone el inicio de una relación comercial con el país asiático además de una oportunidad de colaboración entre una empresa española y coreana en  la gestión del combustible gastado.  El conocimiento del combustible irradiado es una condición imprescindible a la hora de abordar el futuro desmantelamiento  de las centrales nucleares.

Esta línea de negocio, podría convertir a España en un referente a nivel mundial en la fabricación y suministro de esta tecnología.

Este sistema, cuyo desarrollo se inició en 2007, se  utiliza para la medida de quemado medio y la determinación de perfiles de quemado en elementos combustibles. Este equipo operado por ENUSA, ha sido utilizado en campañas de inspección en centrales nucleares españolas y ahora deberá ser adaptado a los diferentes diseños de combustible que operan en el país asiático.


Solución innovadora

Esta nueva tecnología  utilizada para  la caracterización del combustible gastado, supone un avance innovador en el diseño de este tipo de equipos, mucho más ligeros y versátiles que los anteriores. Su implantación  se convierte en  un elemento diferenciador para certificar las características del combustible gastado y optimiza su gestión de cara a su futuro almacenamiento.

Este contrato para el suministro de este equipo, cuya tecnología fue desarrollada en su totalidad por ENUSA,  supone un importante desafío tanto por las adaptaciones mencionadas, como por los plazos requeridos para su entrega.

La adjudicación de este contrato supone una nueva prueba de la apuesta de ENUSA por la innovación tecnológica y la internacionalización, y un reconocimiento por parte de una de las empresas más importantes del sector nuclear en Asia.