Ciudad Rodrigo al día

La ley del silencio atronador

Un voto de un partido nacido “hace cuatro días “de la escisión de otro partido tira por tierra los 80 votos restantes de la Junta de Castilla y León y condena a la desaparición de una Diócesis casi milenaria; ¿qué mano mueve estos hilos?

Hay tres silencios, a parte del secreto de confesión, de obligado cumplimiento, a saber:
1.- El silencio de la mafia, un pajarillo muerto sobre el capó del coche es su lema.

2.- El silencio del médico, de no divulgar nada de lo que vea u oiga durante la cura o fuera de ella, si no le es permitido decirlo (Juramento Hipocrático)

3.- El silencio impuesto al sacerdocio y a los fieles bajo amenaza de ser acusados de desobediencia al Papa o sus inferiores en puestos o cargos jerárquicos.

En dos de los tres supuestos la persona sometida al mismo se puede sentir aterrorizada (mafia), o marginada (religión); el secreto médico, y con él su silencio, es harina de otro costal.

En el último número de “Vida Nueva “del Año 1970, leí la respuesta del P. Llanos, S.J, a uno de esos lamentables slogans que circulan por estos mundos de Dios y van dejando sus huellas, hasta en algunos clérigos, y cuyo enunciado era éste:” ¿Es honesto orar hoy?”.

Quizá uno de los mayores errores del momento actual es creer en la autosuficiencia, juzgando que el hombre lo puede todo, sin necesidad de que Dios intervenga para nada, o diciendo que Dios sabe ya de sobra lo que necesitamos y, que, por tanto, no es preciso expresar nuestras necesidades.

Es algo que niega la Palabra de Cristo en el Evangelio: “ Pedid y recibiréis, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá...”
Esto significa justamente todo lo contrario a imponer la ley del silencio, la ley que obliga a un pueblo a guardar silencio, obediencia y sumisión ciega y absurda desde la misma raíz del cristianismo.

Discúlpame, es algo que me trae impresionado, pero acuérdense alguna vez orar por mí que “ de todas todas ”, necesito de la oración y ! vaya si siento esta necesidad...!  ¿Qué tal temperatura espiritual se respira en nuestra tierra?  Quiera el Señor regalarnos este Año mucha felicidad y mucho amor de Dios. !Ay, qué breve es el tiempo y qué extensa nuestra limitación!

Un voto de un partido nacido “hace cuatro días “de la escisión de otro partido tira por tierra los 80 votos restantes de la Junta de Castilla y León y condena a la desaparición de una Diócesis casi milenaria; ¿qué mano mueve estos hilos?

 Qué intereses personales, y aparentemente poco cristianos, puesto que marca la desaparición de un Obispado, el de Ciudad Rodrigo, ¿justifican dicho acto? estando las cosas así, a dónde podré escarpar con libertad?.

Ustedes que tienen vivencias entienden bien lo que les digo. Así optimistas, ante todas las dificultades, al buen humor de nuestras raíces, iremos forjando y manteniendo esa pequeña familia De Dios, que nos quieren arrancar, el hogar cristiano: con Gea coraje espiritual ante las pruebas y buena carga de oración en su vida de Fe y de acción.


Orando y laborando, descubrimos, como nunca, esa necesidad absoluta que tenemos de Dios y reconocemos nuestra propia pobreza delante de Él, experimentamos su divina amistad y su íntimo contacto, que es de por sí una fortaleza y una seguridad.


Ciertamente el voto en contra de la permanencia de nuestra Diócesis en los días pasados nos hizo vivir unas horas de indescriptible dolor. Es posible que la culpa de la decisión de ese procurador abulense del Partido de “Por Ávila” radique en otras personas. Es tan difícil educar... y tan fácil convertirse en hombres manipulables...,

 Jesús utilizó el látigo en casa de su Padre, no permitió que se convirtiera en un centro de mercaderes.


Yo tengo para mí, que muchas de las reacciones de violencia que se dan en los hijos e inferiores, o súbditos de antes, ahora ciudadanos, son provocadas por las posturas de incomprensión, de intransigencia, de falta de respeto, en que se colocan los que tienen la autoridad, hacia los pequeños, los menores, los de abajo, los socialmente débiles. Estoy seguro, es seguro, que nos llevaremos grandes sorpresas el día de la eternidad, cuando “La Luz de la verdad” venga a iluminar nuestros pobres moldes mentales, tan empobrecidos por nuestros egoísmos, nuestros orgullos, nuestra dureza de juicio, nuestra falta de amor “cristiano “. Allá, tal vez, descubramos que muchos de los pecados que otros cometieron, tuvieron en nosotros la fuente de la culpabilidad. Por algo la Sagrada Escritura nos invita a que pidamos perdón al Señor por los pecados ajenos y los de omisión.


Es posible que la triste realidad de la falta de gratitud entre los hombres, “en muchísimos casos”, resulta porque los que nos juzgamos acreedores al agradecimiento cometemos el error de envenenar, en sus mismas raíces la virtud preciosa de la gratitud. No nos irá mal, si de cuando en cuando nos tomamos la molestia de reflexionar un poco sobre nuestras actitudes de relación y de contactos con los que vivimos y tratamos. Si esto hiciéramos, sacaríamos mucha luz, comprenderíamos mejor y seríamos mejores con los demás, y los demás serían también más buenos con nosotros.

Pedro José Pascual Muñoz, procurador del partido “Por Ávila” votó en contra de nuestra Diócesis en cuanto a su permanenciayo soy abulense como tú, médico como tú, creyente como tú ( supongo, me da exactamente igual tú creencia religiosa, por sus obras los conoceréis), pero JAMÁS haría lo que tú has hecho.
No milito en ningún partido político, con lo cual soy un hombre libre, no se me impone ningún voto.

 

En Ciudad Rodrigo a 27 de Febrero del 2021.
  Fdo: Jesús Alfonso Sánchez