Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Hablar de subir a Segunda, el gran problema de Unionistas para lograr la PRO

El equipo charro sigue líder, al menos hasta este miércoles, pero se ha complicado mucho más de lo pensado su ascenso tras los malos resultados de las últimas semanas

Rojo, Montes y Rey celebran el gol de lateral / Lydia González

A Unionistas le va a tocar sudar la gota gorda para ascender a la PRO. Sin embargo, todo parece que está mucho más complicado de lo que en realidad está, cuando casi todos los equipos del subgrupo 1A de Segunda B, por no decir el 100% de ellos, se cambiarían por los del Reina Sofía y desearían estar en su pellejo. Son líderes y con un colchón de 3 puntos para no salir de la zona de privilegio a falta de 9 en juego. Casi nada, aunque ahora todo parezca malo. 

Es cierto que este miércoles puede caer del primer puesto de la tabla de clasificación si el Zamora, su último verdugo, y el filial del Celta de Vigo, el penúltimo, ganan sus partidos con el Guijuelo y Racing de Ferrol. Aún así, el equipo charro estaría en la Primera RFEF el próximo curso hasta el regreso de un parón que se puede hacer demasiado largo para una plantilla que empieza a demostrar que tiene ansiedad por cumplir con el objetivo marcado a medida que ha ido avanzando la Liga.

Eso sí, el principal problema de Unionistas es la innecesaria presión que se ha puesto sobre sí mismo hablando sobre ascender a Segunda División en pleno mes de enero. Un error importante, a pesar de que la ventaja de puntos que tenían sobre el resto de perseguidores era muy amplia. Y es un hecho que no casa con un club humilde y que casi siempre ha tenido los pies en la tierra. Lo bueno es que hay tiempo para resetear el sistema y afrontar las tres finales que quedan a muerte y sin errores. 

Y leyendo muchas críticas sobre el juego, la realidad es que Unionistas siempre ha jugado a lo mismo: estar bien cerrados atrás y aprovechar las dos o tres ocasiones que van a tener en cada partido. Muchas veces salió cara y en alguna suelta, cruz. Nadie se puede sorprender ahora. Y eso que es un equipo con capacidad para hacer más y no solo esperar o reaccionar en el momento que se ve con la soga al cuello. Dicho lo cual, me sorprendería mucho verles fuera de los tres primeros puestos a final de la fase 1. Son los mismos que hace un mes eran ídolos.