Advertisement Advertisement
Martes, 2 de marzo de 2021

Castilla y León mantiene el cierre de centros comerciales, gimnasios e interior de la hostelería

Flexibilizar visitas en residencias de mayores y, a partir del viernes, la actividad no esencial permitida podrá admitir su último cliente a las 21.30 horas

Terrazas de hosteleros en el centro de Salamanca. Foto de archivo

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha anunciado las decisiones adoptadas por el Consejo de Gobierno extraordinario, tras evaluar la situación epidemiológica de la región.

“A partir del viernes, la actividad no esencial permitida podrá admitir su último cliente a las 21.30 horas”, afirmaba. De este modo, se mantiene el toque de queda a las 22.00 horas, así como el cierre de centros comerciales, gimnasio e interior de la hostelería.

No obstante, desde este viernes se amplía el horario para atender a los clientes en las terrazas y en otros establecimientos. Hasta ahora podían hacerlo hasta las 20.00 horas y será hasta el tramo comprendido entre 21.30 y 22 horas, ya que a las diez de la noche, debido al toque de queda, los ciudadanos deberán estar en casa.

Por otra parte, se flexibilizan las visitas en residencias de mayores, ya  que están inmunizadas el 100%. Habrá más tiempo para esos encuentros y más visitas. “Saldrá la guía publicada mañana con las nuevas condiciones”, añadía Igea, al tiempo que afirmaba que “por fin nuestros mayores empiezan a ver la luz”.


El resto de medidas se mantienen otros 15 días, sin perjuicio de que “el próximo lunes volveremos a evaluar la situación”, según exponía el portavoz. Además, los Consejos de Gobierno monográficos se realizarán todos los lunes durante el proceso de desescalada para analizar la situación epidemiológica y tomar las decisiones que sean necesarias.

En cuanto a la situación sanitaria, hablaba de un descenso constante de la incidencia acumulada del coronavirus en Castilla y León, con una reducción pacientes covid en planta pero no así la de las UCI. “Es una situación inestable aún, nuestro sistema sanitario está muy tensionado, nuestros profesionales están agotados y necesitamos las camas de UCI para recuperar la actividad habitual hospitalaria”.

Cuando la ocupación de las UCI baje al 25% se podrá adoptar nuevas medidas, ya que esa es la referencia indicada por la Junta para poder avanzar en la desescalada. “Recordamos los mensajes de prudencia, aún estamos en una situación de máximo riesgo, vamos a avanzar sin prisas, no correremos riesgo sin un colchón sanitario que nos permita avanzar”, concluía Igea.