Ciudad Rodrigo al día

 

Una bandada de buitres mata una vaca y dos becerros en Alba de Yeltes

El ganadero lamenta la actitud de los agentes de Medio Ambiente, que no se quisieron personar en el lugar para certificar lo ocurrido

Los buitres acabaron con la vida a primera hora de la mañana del viernes de una vaca y dos becerros -uno de los cuales ni siquiera había sido parido al completo- en una explotación propiedad del ganadero Manuel José González ubicada en el término municipal de Alba de Yeltes, según han dado a conocer desde Asaja Salamanca, que una vez más reclama que las autoridades pongan medios para controlar a los animales salvajes.

Asaja Salamanca explica que el ganadero afectado acudió a las 8 de la mañana a su explotación, donde se encontraba el rebaño de vacas f1, charolés con morucha, al que pertenecían los tres animales muertos, divisando un bulto que no logró identificar bien debido a la escasa luz que había. Al acercarse, vio que se trataba de una bandada de buitres que se estaban comiendo una vaca que no había acabado de parir.

En declaraciones recogidas por Asaja, Manuel José González (quién hace unos años ya sufrió la pérdida de otra vaca por otro ataque de estos animales) señala que los buitres habían comenzado su ‘banquete’ por un ternero de una semana de vida, y al acabar con el mismo, al ver que la vaca no se movía, fueron a por ella, acabando con su vida y la del becerro que estaba pariendo.

Tras los hechos, el ganadero llamó a Medio Ambiente, que le propuso que presentase un escrito, pero el ganadero reclamó que se personificara una patrulla de agentes para realizar un informe y certificar la muerte por buitres, pero se negaron. El ganadero considera que con esa actitud, desde Medio Ambiente logran que no se denuncie, “porque perdemos más tiempo en presentar el escrito que otra cosa y, encima, para que luego no hagan nada”.


Manuel José González señala que hace un tiempo puso un mallazo ganadero para que no pasasen los perros, añadiendo que “está rondando el lobo por aquí y las vacas llevan 3 días muy alteradas, bufando y corriendo por donde viene el viento; y se comportan así sólo con el lobo”, pero que en el caso de los buitres directamente “no podemos hacer nada”.

En la nota de prensa donde dan cuenta de este nuevo ataque de animales, Asaja Salamanca insta a la Junta de Castilla y León a implantar “con urgencia” medidas que consigan evitar la acción de los buitres que atacan al ganado vivo más indefenso. De igual modo, desde Asaja piden que se cubran todos los costes que ocasionan tanto los buitres como el resto de fauna salvaje, “ya que están causando graves y serios problemas a un sector que parece estar desamparado por las administraciones”.