Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021
Alfoz al día

Comienza la campaña de control de la oruga procesionaria en Santa Marta de Tormes

Se ha iniciado una  revisión de las zonas conflictivas y con más incidencia en años pasados como son la carretera de Naharros, en la entrada del parque en Valdelagua, La Fontana o en Ciudad de Ávila
Tratamiento de endoterapia para eliminar los nidos de procesionaria

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha comenzado la campaña de prevención contra la oruga procesionaria. Por este motivo se ha iniciado una  revisión de las zonas conflictivas y con más incidencia en años pasados como son la carretera de Naharros, en la entrada del parque en Valdelagua, La Fontana o en Ciudad de Ávila.

En esta primera revisión se irán retirando todos los bolsones y nidos de procesionaria como en el pinar de Valdelagua donde más adelante se instalarán trampas de feromonas. En aquellas zonas que se vea una mayor incidencia se realizará un tratamiento de endoterapia para eliminarlas. Con este tratamiento, inocuo para personas, animales y plantas, se consigue que el insecticida llegue hasta la savia de los árboles y se incorpora a las hojas que serán el alimento de las larvas. Por último, en el mes de marzo se realizará otro tratamiento con feromonas para evitar la reproducción. En el mismo el Ayuntamiento realizará una inversión de 1.070 euros. 


La concejal de Fomento, Marta Labrador, ha explicado que “el de la oruga procesionaria se está convirtiendo en un problema para algunas zonas de la localidad y para las mascotas por su toxicidad, por eso desde el Ayuntamiento buscamos controlar estas plagas con tratamientos preventivos como la retirada los bolsones de aquellos pinos más afectados así como la colocación de anillos para evitar la bajada y la endoterapia, que aplicaremos de forma selectiva en aquellas zonas más afectadas”. 

En este sentido la edil del área confirmó que “los tratamientos que se vienen realizando de forma continuada durante los últimos años han resultado efectivos y es cierto que se aprecia una menor incidencia de esta oruga”.