Advertisement Advertisement Advertisement
Lunes, 8 de marzo de 2021
Ciudad Rodrigo al día

El sábado se levantará el cierre perimetral provincial y el límite de 25 personas en los cultos

En lo que respecta a los templos religiosos, podrá llegar a ocuparse 1/3 de su aforo habitual

La Junta de Castilla y León anunció en la mañana del jueves el levantamiento a partir del sábado de dos de las medidas implantadas el pasado mes de enero con el objetivo de reducir la posibilidad de contagio del coronavirus en la comunidad. Por un lado, se ha acordado levantar el cierre perimetral provincial, de tal modo que a partir de las 0.00 horas del sábado habrá libertad de movimientos entre las provincias de Castilla y León, continuando eso sí vigente el cierre de la Comunidad (es decir, no se puede ir a otras comunidades autónomas).

Y por otro lado, se ha decidido levantar el polémico límite de 25 fieles establecido para los cultos religiosos en la región, que despertó las críticas públicas de la Iglesia Católica (hubo un escrito de los Arzobispos y Obispos de la región, y del Administrador Apostólico de la Diócesis Civitatense, Jesús García Burillo), y que afectó de lleno en Ciudad Rodrigo a los actos en honor a San Antón, San Sebastián y San Blas. Lo que ha decidido la Junta es que a partir de ahora en los templos se pueda llegar a cubrir un máximo de 1/3 del aforo.


En el mismo comunicado en el que se da cuenta del levantamiento de las dos medidas referidas, la Junta de Castilla y León enumera una serie de medidas que deberán continuar vigente en los templos religiosos: la limpieza y desinfección diaria de los espacios de culto, la desinfección regular de los objetos que se tocan con mayor frecuencia, la organización de las entradas y salidas para evitar aglomeraciones en los accesos e inmediaciones, y la colocación de geles hidroalcohólicos en las entradas a los lugares de culto.

Asimismo, sigue prohibido el uso de agua bendecida, se deberá evitar el contacto personal (así como tocar o besar objetos de devoción), los coros deberán estar a 4 metros de distancia de los asistentes (manteniendo entre ellos la distancia de seguridad), y los encuentros o celebraciones deberán durar lo menos posible. Mientras, en el caso de cultos donde los asistentes se sitúen en el suelo y se descalcen antes de entrar, se usarán alfombras personales, además de situarse el calzado embolsado y separado en lugares estipulados.