Advertisement Advertisement
Martes, 2 de marzo de 2021

Castilla y León levanta el confinamiento provincial, aunque mantiene el regional

Además, elimina el tope de 25 personas en los centros religiosos, que queda limitado a un tercio

A partir del sábado estará permitida la movilidad entre provincias de Castilla y León. Foto de archivo

El portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado dos medidas tomadas por el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, que reducen las restricciones.

Por un lado, se levanta el confinamiento provincial, pero se mantiene el regional. Es decir, que será posible la movilidad entre las distintas provincias de la comunidad desde las 00.00 horas del próximo sábado.

Estas nuevas circunstancias se podrán modular, flexibilizar o suspender con el alcance y ámbito territorial que se determine en función de la evolución de los indicadores sanitarios y epidemiológicos de cada momento.

Además, se elimina el tope de 25 personas en los templos y centros religiosos, cuyo aforo queda limitado a un tercio. En este caso también entrará en vigor a las 0.00 horas del sábado 20 de febrero.. En cualquier caso, siempre se deberá cumplir con las medidas de higiene y control precisas, establecidas en el acuerdo 76/2020, de 3 noviembre que recoge los siguientes aspectos:

  • Diariamente deberán realizarse tareas de limpieza y desinfección de los espacios dedicados al culto y de manera regular se reforzará la desinfección de los objetos que se tocan con mayor frecuencia, así como las tareas de ventilación.
  • Se organizarán las entradas y salidas para evitar aglomeraciones de personas en los accesos e inmediacion
    es de los lugares de culto.
  • Se pondrá a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, debidamente autorizados y registrados, en lugares accesibles y visibles y, en todo caso en la entrada del lugar de culto. Dichos dispensadores deberán estar siempre en condiciones de uso.
  • No se permitirá el uso de agua bendecida y las abluciones rituales deberán realizarse en casa.
  • Se facilitará en el interior de los lugares de culto la distribución de los asistentes señalizando, si fuese necesario, los asientos o zonas utilizables en función del aforo permitido en cada momento.
  • En los casos en los que los asistentes se sitúen directamente en el suelo y se descalcen antes de entrar en el lugar de culto, se usarán alfombras personales y se situará el calzado en los lugares estipulados, embolsado y separado.
  • Se limitará al menor tiempo posible la duración de los encuentros o celebraciones.
  • Durante el desarrollo de las reuniones o celebraciones se deberá evitar el contacto personal así como tocar o besar objetos de devoción u otros objetos que habitualmente se manejen.
  • Por último, en el caso de actuaciones de coros durante las celebraciones, estos deberán situarse a más de 4 metros de los asistentes y mantener distancias de seguridad interpersonales entre los integrantes, así como usar la mascarilla en todo momento.