Advertisement Advertisement
Jueves, 4 de marzo de 2021
Las Arribes al día

El PSOE de Salamanca exige que se vacune a las personas dependientes y mayores de 80 años en su lugar de residencia

En caso que la logística del programa de vacunación no lo pudiera posibilitar así, desde la dirección socialista se demanda a los responsables sanitarios de la provincia que habiliten un transporte público sanitario en condiciones y con garantías en el caso que se tenga que proceder a hacer algún tipo de desplazamiento

La intención del Sacyl no es vacunar en los centros de csada zona básica de salud, sino concentrar en los centros de la cabecera de comarca a toda la población dependiente y mayores de 80 años de la zona

El PSOE de Salamanca exige que las personas dependientes o con algún grado de dependencia y los mayores de 80 años, próximos grupos poblacionales previstos en el proceso de vacunación masiva, sean vacunadas en su lugar de residencia y que se evite cualquier decisión o medida que imponga el que estas personas tengan que hacer desplazamientos,“que en su mayoría son difíciles y complicados por no decir casi imposibles” para recibir la vacuna contra la Covid-19.

Desde la dirección de los socialistas salmantinos se considera que decretar la movilización, o el que se tenga que realizar algún tipo de desplazamiento, especialmente si es largo o de mucha distancia, para que estas personas puedan recibir la vacuna sería una decisión “además de incoherente, muy irresponsable” que perjudicaría gravemente tanto a las personas dependientes y mayores como a sus familiares o los responsables de su cuidado y atención.

Desde el PSOE se considera que en muchos de los casos, “por no decir en su mayoría” las personas dependientes presentan una avanzada edad, dificultades o incluso tienen imposibilitada la movilidad, y en el caso de los mayores de 80 años son muchos los que tienen escasez de recursos o incluso viven solos, circunstancias que se agravan aun más en el medio rural o en los pueblos y pequeños municipios

Esta situación, señalan los socialistas, hace muy difícil e impide incluso los desplazamientos. Y a este escenario hay que añadirle la existencia de  problemas en cuanto a posibilidades de todo tipo, y de medios, con los que cuentan tanto las personas dependientes como los mayores de 80 años y sus familiares, allegados o cuidadores, para poder trasladar a estas personas, y mucho más, si se tiene que hacerlo a lugares o sitios distantes. En este sentido, pretender que estas personas se trasladen, aunque solo sea desde su lugar de residencia al lugar de su zona básica donde está ubicado el centro de vacunación, o peor aún como parece que propone la Junta según ha sabido LAS ARRIBES AL DÍA, y que es el desplazamiento de los mayores de 80 años al centro de salud de referencia en un partido judicial, independientemente de que en esta existan distinas zonas básicas, como ha pùblicado este diario y sucede en el caso de Vitigudino, es cuando menos  para los socialistas “casi imposible” por los expuesto anteriormente. Por poner algunos ejemplos, en la provincia de Salamanca, resulta un desplazamiento muy largo el que dependientes o mayores de 80 años tengan que ir desde Navasfrías o La Bouza hasta Ciudad Rodrigo, o desde La Fregeneda o Mieza, pertenecientes a las zonas básicas de salud de Lumbrales y Aldeadávila, respectivamente, hasta el centro de salud  de Vitigudino.

A las dificultades de movilidad y de recursos tanto para estas personas como para sus familiares hay que sumar, añade el partido socialista, el que los desplazamientos aumentarían considerablemente las posibilidades de contagio tanto para los dependientes y personas mayores como sus acompañantes.

Por otro lado, el PSOE se entiende que los recursos sanitarios son limitados, por esto, en caso que la logística del proceso de vacunación no permitiera llegar hasta todos los lugares de residencia de las personas dependientes y mayores de 80 años para proceder a administra la vacuna, los socialistas demandan a los responsables de sanidad de la provincia, y a la Junta de Castilla y León, que desde la administración se habiliten medios de transporte de carácter sanitario y de manera pública para que las personas dependientes, y sus acompañantes, puedan desplazarse de manera segura y en condiciones dignas.