Advertisement Advertisement
Jueves, 4 de marzo de 2021

Castilla y León no relajará las medidas por el momento y recuerda que las actuales están vigentes hasta el 23 de febrero

La responsable de Sanidad, Verónica Casado, ha dibujado una situación aún "muy compleja" similar a la vivida el pasado mes de abril
Rueda de prensa de la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha anunciado este martes que la situación actual de la pandemia en la Comunidad, tanto en número de contagios como en la ocupación de camas hospitalarias y de UCI, no aconseja relajar medidas restrictivas por el momento pese a un descenso generalizado en el número de casos, al tiempo que ha recordado que las acciones actuales se aprobaron con una vigencia de hasta el 23 de febrero.

En su comparecencia semanal para analizar la evolución de la pandemia la consejera ha dibujado una situación aún "muy compleja" similar a la vivida el pasado mes de abril. Así, ha recordado que la ocupación en UCI actual de enfermos Covid es del 51 por ciento cuando se aconseja el 25 por ciento para iniciar de forma "prudente" una desescalada.

"No se puede hacer ninguna relajación de medidas de prevención, antes hay que espera", ha aseverado, tras lo que ha relatado que actualmente se vive un momento de la pandemia "diferente" con "numerosas cepas más contagiosas" entre las que ya predomina la británica que exigen la máxima precaución porque "cualquier mal paso puede llevar a una situación muy, muy complicada".

En cuanto a la situación que se prevé para Semana Santa la consejera ha evitado hacer futuribles y ha insistido que no se trata de "salvar nada" por lo que desde Castilla y León se irá de la mano de los indicadores epidemiológicos y sanitarios. "Si se cumplen entonces las medidas se irán relajando", ha garantizado, tras lo que ha rechazado volver a pasar el "susto" de la Navidade.

"La experiencia nos dice que debemos ser muy rápidos en las escaladas y muy prudentes desescalada e ir de la mano de la medidas, si vamos cumpliendo diferentes indicadores iremos tomando medidas ajustadas a lo que se tiene que hacer", ha precisado Casado.


En cuanto a los datos, la consejera ha reiterado que la situación es "muy grave", aunque la incidencia semanal en la Comunidad tiene una tendencia a la baja con un descenso simétrico a la subida que fue "muy rápida y vertiginosa".

Pese a que las tasas de incidencia y contagio descienden la Comunidad registra 802.16 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días. Por provincias Palencia se sitúa a la cabeza con 1.639 casos, seguida de Soria con 1.055; Segovia con 952; León con 924; Salamanca con 902; Valladolid con 684; Zamora con 585; Ávila con 555 y, por último, Burgos con 455.

"Estamos 32 veces por encima de ese nivel de seguridad", ha defendido Casado, quien ha insistido en que para que la desescalada se produzca haya que tener en cuenta las incidencias consolidada, la ocupación hospitalaria y la de las UCIS, donde no se debe superar el 25 por ciento.

"Estamos en una situación de altísimo riesgo", ha manifestado Casado, quien ha detallado que actualmente en los hospitales de la Comunidad ha 1.406 pacientes covid de los que 1.170 están en planta y 286 en la UCI, lo que demuestra que "las unidades de críticos tienen una elevada presión asistencial".

No obstante, la consejera ha informado de que se comienza a recuperar la actividad programada hasta en un 50 por ciento y las consultas externas y pruebas diagnósticas alcanzan prácticamente la "normalidad".

"Siempre he pedido unidad de criterios, nos hemos dado un semáforo para algo, con indicadores y criterios", ha concluido.