El renting de vehículos planta cara a la crisis

Si bien el alquiler a largo plazo ha experimentado una reducción con respecto al 2019, el impacto ha sido menor que en el sector de venta de vehículos. Qué estrategias proponen las empresas de renting y cuáles son las opciones para empresas y particulares

Cuando aparecieron las primeras propuestas de renting en España, muchos pensaron que sería un beneficio exclusivo para empresarios y que el sistema no gozaría de demasiada aceptación. Algunos años después, el alquiler a largo plazo de vehículos es una tendencia instalada tanto en empresas como en particulares y el sector se posiciona fuertemente.

Y aunque como cualquier otro sector económico, dejó ver el impacto de la crisis durante el 2020, sus cifras hablan de una mayor resistencia en comparación con la venta. “Existe una caída en la adquisición de coches de renting del casi 9%", explica el responsable de DonRenting, una de las plataformas que lidera el sector, siendo que la venta de coches ha caído un 32% en 2020, lo que significa el cuarto mayor descenso desde 1996.

En efecto, todo parece indicar que esta alternativa a la compra se extiende fuertemente, con la consecuente mejora en las ofertas y opciones para los clientes.

La búsqueda de alternativas a la compra

En tiempos de incertidumbre económica, son más bienvenidas que nunca las alternativas que impliquen menos compromisos de pago, reducción de impuestos y gastos fijos y, en definitiva, mayores beneficios por menos dineroy preocupaciones.

El alquiler a largo plazo parece una alternativa real a la compra de un automóvil para uso personal, pero la conveniencia subjetiva debe evaluarse cuidadosamente. Desde un punto de vista económico, el factor importante es, de hecho, la tasa de amortización anual del vehículo; cuanto menor sea el valor residual, mayor será la conveniencia del alquiler”, aseguran desde DonRenting.

“La ventaja para el consumidor consiste, además de la posible ventaja económica, en deshacerse de todas las molestias derivadas de la propiedad, partiendo de la necesidad de recordar plazos fiscales y regulatorios, las sorpresas del coste de mantenimiento después del período de garantía, sin problemas para lograr el valor residual correcto y, finalmente, la flexibilidad de poder adaptar las características del automóvil a las diferentes necesidades personales y familiares”, agregan.

Así funciona el renting para empresas y particulares

Lo que inicialmente fue un sistema diseñado exclusivamente para empresas, hoy se ha extendido a particulares y ambos agentes económicos puede beneficiarse de las ventajas del renting.

Pagando una tarifa mensual fija, por un período específico que se fija previamente y con un kilometraje determinado, se cubren todos los cargos por el uso del vehículo: impuesto de circulación, seguro a todo riesgo, mantenimiento (incluyendo neumáticos de invierno) y, en algunos contratos, otros beneficios adicionales.

Obviamente, se excluyen los gastos de multas, estacionamiento y combustible. “El período de alquiler suele variar de 24 a 48 meses, con distancias totales de hasta 80 000 km; al final del alquiler, el vehículo se puede canjear a un precio predeterminado, para ser registrado a nombre del cliente u otra persona designada por él, o simplemente devuelto al arrendatario”, explican los responsables de DonRenting.


Los requisitos para acceder a un renting son muy simples: las empresas deben mostrar el balance anual y las personas físicas, su sueldo. Estos documentos financieros son necesarios para verificar una situación económica confiable por parte del interesado, pero su autorización es prácticamente instantánea.

 Ventajas adicionales para empresas o autónomos

Además de no tener que pagar seguro a todo riesgo, ni sustitución de neumáticos ni desembolsar dinero para las puestas a punto, los autónomos o empresarios tienen algunos beneficios más.

En primer lugar, no es necesario pagar los impuestos de IVA y además, la cuota del renting se puede restar en la declaración de gatos como régimen de autónomo o empresa.

Los modelos más demandados

El auge de esta tendencia ha permitido a las empresas ofrecer un catálogo muy amplio de vehículos disponibles. El factor común es la alta tecnología, el confort y la eficiencia de consumo.

BMW X5, Audi A5, Fiat 500, Seat León SC, Seat Ateca y Mazda CX-30 son algunos de los modelos más buscados en la plataforma de DonRenting. Sin embargo, todas las marcas tienen un buen catálogo de propuestas que se adaptan a los diferentes gustos, presupuestos y necesidades.

Por poner un ejemplo, estamos hablando de que un cliente puede conducir por 48 meses un Peugeot 2008 SUV Active Pack autorizando la operación de forma online en menos de cinco minutos por 283 euros mensuales con IVA e impuestos incluidos. También con cuota fija mensual de 326 euros e impuestos incluidos, puede accederse a un Hyundai Tucson 1.6 TGDI Klass (150CV).

Facilidades para los que se animan al renting

Las nuevas tecnologías son otro de los factores que han alentado el crecimiento de esta tendencia. El estudio de autorización se puede realizar en cinco minutos y 100% online, recibiendo el vehículo en un par de días donde se lo necesite.

Pero además, las principales plataformas de renting, ponen a disposición de los clientes una serie de canales que posibilitan un contacto inmediato y sencillo, como la mensajería instantánea por WhatsApp.

Y como una de las ventajas que aporta este sistema a los clientes es estar libre de preocupaciones, también se pone a su servicio un asesor personalizado que lo apoye en la gestión de su búsqueda.

En definitiva, el renting es un sector que lo tiene todo para adaptarse a la nueva realidad, con un modelo de negocio vanguardista que pone a disposición de cualquier persona unidades modernas y seguras. Está claro que pronto pasará de ser una alternativa a convertirse en la modalidad más demandada.