Decía mi padre...

La documentación procedente de los actuales archivos de la Federación Rusa, antes integrados en la extinta Unión Soviética, estuvo guardada con un celo absoluto hasta el final de la Guerra Fría. Desde que salieron a la luz en 1991, han jugado un papel importante a la hora de reconstruir de manera más seria el papel que los soviéticos jugaron en la Guerra Civil española, cuya intervención militar directa fue decidida por Stalin entre mediados de agosto y finales de septiembre de 1936, mientras disfrutaba de su descanso en la ciudad balneario de Sochi, en el mar Negro.

En las reflexiones del dictador comunista pesó la idea de que si España acababa en manos de Franco, eso representaría un peligro para Francia, el país que constituía el primer eslabón de la cadena que debía cercar las ansias expansionistas de la Alemania nazi. Y si ella caía, sería un peligro para la URSS, puesto que no tenían la menor duda de que Hitler acabaría llevando a cabo una política más agresiva contra Europa que acabaría afectando al Tercer Reich, tal y como ocurrió poco después en la Segunda Guerra Mundial.(ABC,14 febrero 2021)

 

Stalin mandó a sus sicarios españoles material y ayuda por importe de las 500 toneladas de oro que le mandaron los "demócratas" y que robaron a los españoles, aviones, tanques, bombas, miles de pilotos, tanquistas, asesores militares o especialistas en armamento, también organizó tres expediciones secretas para asesinar al futuro Jefe del Estado. De este modo la posguerra fue mucho más dura al  quedar descapitalizada la nación... todo ese material y ayuda no les sirvió por incompetentes, inútiles y estultos... En los años cuarenta hubo gente que se dejó cautivar por la protección británica e intentar derrocar a Franco, sustituyéndolo en la jefatura por don Juan de Borbón, padre de Juan Carlos. Olvidando el  peligrosísimo momento, hambre y penurias económicas se unía la cizaña sembrada por el rojerío exiliado contra el régimen de Franco, con ese cóctel explosivo, pretendían, los partidarios de meter a don Juan en la Jefatura del Estado, ¿A dónde iría España si se llegara a afianzar esta idea?  Estoy segura que a otra guerra  o incluso a lo que fueran las izquierdas las que aprovechasen la situación para meter de nuevo el Frente Popular. En cualquier caso, nuestros padre y abuelos sobre sus cabezas seguiría pendiendo la Espada de Damocles. Para conseguir un cambio “supuestamente” no traumático, los monárquicos de los años cuarenta buscaban el paraguas protector de los británicos...
En los años setenta las circunstancias eran completamente otras: ni crisis económicas, ni hambres, ni odios de la época republicana, etc... Y al hijo don Juan no lo trajeron británicos ni donjuanistas congraciados con  los británicos poniendo en peligro la estabilidad de España: lo trajo Francisco  Franco, viendo que entonces, sí, era momento, había paz y progreso económico.

¿Recuerdan la canción: NO PASARAN? Y pasaron, los madrileños salian a las calles a festejar que por fin tendrían algo que llevar a la boca. Muchos en su dogmatismo creen que ha sido una genial  vena poética de la Ibarrure, aleccionando desde el parlamento al pueblo. No señores, ya habia nacido en La batalla de Verdún, durante la Primera Guerra Mundial, 'No pasarán' fue acuñado por el general francés Robert Nivelle.

 Se utilizó en Madrid, en el año 1936, como consigna ciudadana de lucha contra la entrada de las tropas sublevadas durante la Guerra Civil. Dolores Ibarruri en el famoso discurso que pronunció  en el Parlamento, fue la primera en usarlo. Este es el discurso:

 

¡Obreros! ¡Campesinos! ¡Antifascistas! ¡Españoles patriotas!... Frente a la sublevación militar fascista ¡todos en pie, a defender la República, a defender las libertades populares y las conquistas democráticas del pueblo!... A través de las notas del gobierno y del Frente Popular, el pueblo conoce la gravedad del momento actual. En Marruecos y en Canarias luchan los trabajadores, unidos a las fuerzas leales a la República, contra los militares y fascistas sublevados.

Al grito de ¡el fascismo no pasará, no pasarán los verdugos de octubre!... los obreros y campesinos de distintas provincias de España se incorporan a la lucha contra los enemigos de la República alzados en armas. Los comunistas, los socialistas y anarquistas, los republicanos demócratas, los soldados y las fuerzas fieles a la República han infligido las primeras derrotas a los facciosos, que arrastran por el fango de la traición el honor militar de que tantas veces han alardeado. Todo el país vibra de indignación ante esos desalmados que quieren hundir la España democrática y popular en un infierno de terror y de muerte. Pero ¡NO PASARÁN!

 

Pues señores míos: –diría mi padre- Algunos/bastantes que se sienten incondicionales milicianos/discípulos de Marx, Lenin, Stalin, Kruschev, Fidel Castro, Chaves... están hoy disfrutando de las prebendas del poder en el gobierno de España, sin disparar un solo tiro, y a mí, me obligaron a ir con 17 años. Siguen con las mismas intenciones y consignas de entonces: Hacer de España o lo que quede de ella una República Socialista Ibérica Comunista. ¿Se ríen? Pues yo, no. Sánchez tiene el mando de este pelotón de comunistas salidos y criados  y adoctrinados en la  UCM.

Que razón tenías papá y eso que no te gustaba hablar de la guerra. Es tu aniversario DEP.