Advertisement Advertisement
Miércoles, 3 de marzo de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Tranquilidad en la Plaza Mayor a la hora tradicional del Campanazo

Durante la tarde del Viernes de Carnaval hubo múltiples paseos por la zona donde se ha desplegado la exposición callejera

Teniendo en cuenta que se están viviendo momentos históricos e insólitos, estaba sobre la mesa la incógnita de si la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo podría acoger en la tarde del viernes algún ‘Campanazo alternativo’ (aunque no sonase la campana) por parte de mirobrigenses -especialmente jóvenes- a la hora tradicional del mismo, las 18.15 horas, pese a que a última hora de la mañana ya se hizo uno ‘oficial’ por parte del Ayuntamiento mirobrigense y la Asociación Cultural Carnavaldeltoro.es.

Las dudas que había (incluso en el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento) fueron finalmente infundadas: a la hora tradicional del Campanazo, las 18.15 horas, había total tranquilidad en la Plaza Mayor mirobrigense, siendo el único ajetreo, por un lado, el de las personas que estaban en las terrazas desplegadas en el ágora aprovechando que hacía una tarde fantástica en el apartado meteorológico (uno de los establecimientos tenía puesta música, ya desde la mañana).

Y por otro lado, el de las personas que se llegaron a acercar por allí de forma aislada dando un paseo, una opción que fue ‘muy demandada’ durante toda la tarde del viernes, pudiéndose ver a bastante gente recorriendo especialmente el tramo donde se ha instalado la exposición callejera de fotos –ya están colocadas todas-, agujas y algunos otros elementos carnavaleros, aprovechándose para sacarse alguna que otra foto con ellos. Por cierto, que entre esos paseantes (que lucieron unos cuantos pañuelos farinatos con el lema de Volveremos) hubo varios niños luciendo disfraces.


Fuera de murallas, también hubo mucho movimiento en las terrazas que están funcionando en la actualidad, así como en otros espacios abiertos, como el Parque de La Glorieta, con personas de todas las edades en sus diferentes rincones. A modo de curiosidad, hay que apuntar que durante la tarde del Viernes llegó a haber un ‘encierro’ por la calle Madrid, liderado por Sergio Olvidado y varios amigos, que alcanzaron corriendo la Plaza Mayor perseguidos de cerca por el popular repartidor Julio Catari en su bici.