Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

La plaza Tomás Bretón y los tres bustos del músico

El famoso músico nació en la misma zona y también residió en ella

Esta imagen de Guzmán Gombau, fechada entra 1948 y 1950, que ha divulgado en las redes sociales David Rodero Rodero, a través de la plataforma Fotos Antiguas de Salamanca, nos permite viajar en el tiempo para recordar el origen de la plaza y el monumento que la ciudad charra dedicó al músico Tomás Bretón.

Siempre fue bien reconocido en su tierra natal, dos años después de su muerte, concretamente en 1925, José Ortells López esculpió un busto en bronce en su recuerdo para ponerlo en la Plaza de San Justo, siendo años después retirado y descansa en los fondos del museo de la ciudad.

El 8 de Septiembre de 1947, se inaugura en la Plaza de Bretón, otro busto realizado en piedra de Novelda, obra del escultor bejarano Francisco González Macías, que fue trasladado en 1963 a la plaza entre la calle Azafranal y la Gran Vía, hasta que en 1981 se retiró para ser devuelto a su ubicación original en la Plaza de Bretón, pero ya se había realizado el encargo de un nuevo busto en bronce al escultor Damián Villar González, que fue inaugurado el 17 de septiembre de 1982, siendo el que actualmente se encuentra en dicha plaza.


El busto realizado en piedra se encuentra actualmente en el Parque Tomás Bretón, del barrio del Puente Ladrillo.

Rodero apunta que el músico “nació en la casa esquina de la calle San Justo y la de Bretón, después vivió en la acera de enfrente unos números mas arriba y luego en el numero 4 del Patio de Comedias”.