Advertisement Advertisement
Jueves, 4 de marzo de 2021
Ciudad Rodrigo al día

El Béjar baja de la nube con un 4-0 al Ciudad Rodrigo, que no se quedaba sin marcar allí desde 2011

Los mirobrigenses encajan en una tarde el doble de goles que en los 6 partidos precedentes

El Ciudad Rodrigo CF encajó en la tarde del domingo su primera derrota de la temporada 2020/2021 (la 1ª desde el Domingo de Piñata del año pasado), que además no fue ni mucho menos una más, ya que se produjo en el ‘Clásico’ provincial frente al Béjar Industrial, y por un rotundo 4-0, de tal modo que los mirobrigenses encajaron en este partido el doble de goles que en los 6 partidos precedentes (apenas habían sumado 2 tantos hasta ahora, ambos en el segmento liguero de enero).

Esta derrota tan contundente también se puede considerar como inesperada, porque el Ciudad Rodrigo –que descansó el pasado fin de semana- llegaba con la vitola de líder sólido mientras que el Béjar iniciaba la jornada como colista del subgrupo, aunque con ‘truco’, ya que habían perdido en los despachos por alineación indebida el único partido que habían ganado sobre el césped.

Siguiendo con los calificativos, el ‘0’ con el que acabó el Ciudad Rodrigo en su casillero en Béjar es muy inusual, ya que, aunque la ciudad textil no se les da especialmente bien (sin ir más lejos el año pasado cayeron 5-1, en el tramo inicial de la temporada), siempre habían marcado al menos un tanto en los 6 partidos precedentes (en los que sólo sumaron una victoria por 1-2 y un empate a 2).

En concreto, la última vez que no habían anotado ningún gol en Béjar fue hace una década, el 17 de abril de 2011, cuando cayeron aún de forma más rotunda, por 5-0, ya en la recta final de aquella campaña en la cual el Ciudad Rodrigo acabó la liga como colista, mientras que el Béjar lo hizo como 3º. De momento, el Ciudad Rodrigo sigue como líder tras esta jornada, tras la cual sólo le queda un partido de la 1ª vuelta, el próximo domingo. Si lo gana, se aseguraría acabar la vuelta (que finalizará al domingo siguiente) en la 1ª posición, aunque el Ribert podría igualarle a puntos.

ASÍ FUE EL PARTIDO

Lo cierto es que el arranque del partido no hacía ni mucho menos sospechar que se produjese un resultado contundente, ya que en casi media hora de juego apenas hubo peligro ofensivo. De salida, estuvo algo mejor el Béjar (con un par de balones colgados al área, el primero de los cuales fue rematado y desviado por Pepo a córner), empezando a animarse un poco el Ciudad Rodrigo a partir del 10’, con una primera llegada al área por la izquierda, en la cual los bejaranos despejaron a córner un pase de la muerte de Alberto Martín para Fran.

Los minutos siguientes siguieron la misma dinámica dentro de una tarde lluviosa (que hacía que el campo estuviera rápido) en un partido disputado de nuevo a puerta cerrada, aunque varios aficionados mirobrigenses aprovecharon la orografía bejarana para verlo pegados al estadio desde las alturas, mientras que todo aquel que quiso pudo seguirlo a través de YouTube (hubo hasta 500 espectadores a la vez).

En torno al 23’, el Ciudad Rodrigo merodeó de nuevo un poco arriba, con un par de balones que despejó al Béjar, el segundo de los cuales hacia un córner en cuya segunda jugada Alberto Martín hizo un tiro que desviaron cuando iba a gol. Por si faltaba agua, en el 25’ saltó un aspersor del campo, tras cuya parada curiosamente el partido creció en peligro ofensivo, comenzando en el 27’ con un remate del Béjar dentro del área que se estrelló en el larguero.

Al minuto siguiente, lo probó Maza de lejos, despejando el portero local, mientras que en el 30’ el propio Maza sorprendió sacando rápido una falta para Alberto Martín, quién se fue hacia el portero picándole el balón, que logró despejar por los pelos. El partido seguía con ese toma y daca, ahora ofensivo, cuando el Béjar dio el primer golpe de la tarde en el 34’, con un balón en largo desde el medio del campo hacia la derecha del área, donde le dio un jugador de cabeza hacia otro compañero, que también de primeras, remató al fondo de la red.


El Béjar estuvo cómodo tras el gol, armando por ejemplo una buena combinación en el 41’ en la cual alcanzaron el área, pero allí se hicieron un poco de lío, acabando el balón fuera. El Ciudad Rodrigo sólo volvió a estar cerca del gol en el descuento, cuando Maza botó una falta desde casi el medio del campo que cogió tal efecto que el portero tuvo que despejar apurado por alto a saque de esquina. En ese momento, se botaron 3 córners consecutivos, pero ninguno se remató.

Quedaba en teoría una larga 2ª parte por delante para intentar remontar ese 1-0 (como se hizo en el anterior partido en el Francisco Mateos), pero este período empezó horriblemente mal, con el 2-0 cuando sólo se llevaban 12 segundos de juego: el Béjar sacó de centro y dio un par de pases atrás hasta enviar el balón arriba, donde un jugador se movió y sacó un tiro desde la frontal que entró cerca de la cepa del palo izquierdo.

Cuando se estaba a punto de cumplir el 2º minuto de este período, hubo un mal entendimiento entre Pablo y Pepo que propició que un jugador rematase dentro del área de forma cruzada y a media altura, estando a punto de convertirse en el 3º gol, que acabó por llegar apenas 4 minutos después, en un saque de esquina (hubo un primer toque de cabeza hacia un segundo jugador, que la metió para adentro) a donde había despejado Pepo un tiro raso desde la frontal.

El partido estaba muy cuesta arriba, aunque el Ciudad Rodrigo intentó hacer algo, realizando un triple cambio en el 57’, abandonando el campo Sergi, Adolfo y Pablo López, y entrando en su lugar Santi, Manu Blanco y David Risueño, a quiénes se unió un poco después Dani Crespo en sustitución de Adrián Gallego. De igual modo, el Béjar también empezó con su carrusel de cambios. Sin embargo, las cosas no cambiaron demasiado.

De este modo, aunque el Ciudad Rodrigo tuvo alguna opción (por ejemplo en el 78’, cuando Alberto Martín intentó irse hacia la portería contraria cortándole el camino un jugador local), el Béjar siguió mirando arriba, sacando Pepo en el 80’ otra gran ocasión local. Para terminar de sentenciar el partido, el Béjar marcó en el 84’ el 4º de la tarde, que tuvo como ‘novedad’ su autor, ya que los tres anteriores habían sido anotados por el mismo jugador, que acababa de ser sustituido. En este caso, este gol llegó al aprovechar el rechace de Pepo a un fuerte disparo.

/ZONA MIXTA/

El técnico mirobrigense Aris Marcos considera que en la primera parte tuvieron varias ocasiones, pero “cuando el balón no quiere entrar, es difícil pedir más a los jugadores”, mientras que el Béjar llegó “dos y nos metieron en una gran jugada el 1-0”. En la segunda parte, “es un jarro de agua fría muy grande que a los 20 segundos nos hacen un gol, y eso descoloca mucho al equipo”. Tras el 3-0, “hemos estirado las líneas y ellos jugaban muy bien los contragolpes”.

Pese a la derrota, “estoy muy pero que muy orgulloso de todos mis jugadores”, porque “lucharon y pelearon”, entendiendo que “el resultado es bastante abultado”. Para Aris Marcos, la primera derrota en 7 jornadas “incluso nos viene bien para tener los pies en el suelo”, indicando que “ya estamos pensando en el siguiente partido que con nuestra gran afición lo sacaremos adelante”. El técnico felicita al Béjar por su victoria, así como a su presidente y directivos, porque “hemos tenido un trato excelente de todo el Club”. Por último, agradece a Héctor García Jerez y Esteban García Garrido por emitir el partido.