Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Un libro recopila los enclaves de arte rupestre pastoril situados en el oeste de la provincia

En el trabajo no se ofrece la geolocalización exacta de los enclaves para evitar que puedan ser saqueados al estar en el campo

En la mañana del miércoles fue presentado en Salamanca capital Arte rupestre pastoril en el occidente de Salamanca, un libro de los arqueólogos Carlos Vázquez Marcos y Mário Reis en el cual se recoge una completa investigación sobre los elementos que hay en el oeste de la provincia salmantina del arte popular de los pastores, una de las manifestaciones del patrimonio etnográfico de la provincia más destacadas por los expertos por su singularidad y calidad.

Hasta ahora, los estudios sobre el arte pastoril se habían centrado en el patrimonio portátil (objetos de madera, hueso, asta o corcho), pero ahora se ha ampliado la investigación a las muestras sobre cualquier soporte pétreo. De este modo, los investigadores han contabilizado en las comarcas de Ciudad Rodrigo y Vitigudino hasta 56 rocas y cientos de representaciones ejecutadas con distintas técnicas y cronologías.

Según explicó en la mañana del miércoles uno de los autores, Carlos Vázquez, el proyecto (posible gracias a una de las becas Ángel Carril del Instituto de las Identidades de la Diputación) surge en septiembre de 2015 cuando tras desvelar una roca en La Fregeneda, decidieron lanzarse a eliminar el mito de que el arte pastoril popular va ligado a soportes transportables. Dentro de su investigación, han hecho 14 hallazgos, “algunos muy novedosos, con rocas magníficas”, para lo que fue clave la colaboración de la población local.


En lo que respecta a los motivos de ese arte rupestre pastoril (que data principalmente del siglo XIX), a los autores le ha llamado la atención la “ausencia o poca presencia de motivos de carácter religioso, frente a lo que se ve en el territorio portugués”, mientras que abundan “toros y escenas taurinas, ligado a la cultura popular de esta provincia”. Durante el acto de presentación de la mañana del miércoles, el director del Instituto de las Identidades de la Diputación de Salamanca, Juan Francisco Blanco, señaló que este libro es “un gran paso en el estudio de estas manifestaciones culturales”.

Juan Francisco Blanco también explicó que lo novedoso de esta publicación es que no incluye la geolocalización de los grabados (que sí figura en el trabajo original depositado en el Instituto de las Identidades) para preservar su conservación, ya que, “son lugares que no cuentan con protección y debemos evitar que sufran saqueo; están en el campo y sería muy complicado protegerlos”. La Diputación ha editado 300 ejemplares de este libro, que está a la venta a un precio de 10€.