La verdad sobre el cuento de la Bella Durmiente

Es uno de los cuentos clásicos más famosos del mundo gracias a la película de Disney, año 1959, la princesa Aurora, es maldecida por el hada Maléfica durante su bautizo, cae en un sueño profundo al cumplir 16 años y solo podrá despertar con el beso del verdadero amor; sin embargo, la verdadera historia detrás del cuento no se parece mucho y es más bien aterradora.

 La impactante historia original de La bella durmiente fue escrita por el italiano Giambattista Basile en el siglo XVII y no está hecha como los cuentos que voy relatando para niños, contiene temas muy fuertes, como la violación y canibalismo. A lo largo de la historia, el relato fue retomado y reinterpretado por varios escritores hasta llegar a la romántica versión de los aclamados hermanos Grimm en el siglo XVIII.

El relato original es llamado Sol, Luna y Talía, quien es una princesa que, según los profetas, corre el riesgo de pincharse con una astilla envenenada, oculta, entre telas de lino, por lo que su padre prohíbe dicho material en palacio, así su hija queda protegida de morir, al menos por un tiempo, pues llegada su adolescencia, se pincha con la astilla de una rueca escondida, cayendo en narcolexia de la que no puede despertar. Destrozado por la aparente muerte de su hija, el rey no desea enterrar el cuerpo de su amada hija, y decide guardar el cadáver en palacio, envuelto en terciopelo.

 Sin embargo, aunque hasta aquí la historia no suena tan diferente a la película de Disney, es ahora donde comienzan las diferencias con la historia original. 

En el relato original no fue un príncipe azul quien despertó a la princesa, de hecho, tal personaje nunca existió, pues en realidad de trató de un noble, quien solía cazar en el bosque y llegó al palacio abandonado guiado por su halcón. Al entrar el recinto, encuentra a la joven y hermosa princesa quien permanece en un profundo sueño. El hombre abusa sexualmente de Talía, dejándola embarazada. Nueve meses después, la princesa da a luz a un par de gemelos, Sol y Luna, quienes sobreviven gracias al cuidado de las hadas del bosque, que también ayudaban a que la joven dormida amamante a los pequeños. Un día, Sol succiona por error el dedo de su madre confundiéndolo con un seno, y es ahí como extrae la astilla envenenada y la bella durmiente por fin logra despertar.

 Tiempo después, el noble decide regresar al palacio para encontrarse con la joven y se lleva una gran sorpresa al darse cuenta de que está despierta y no está sola, sino en compañía de los dos niños. Al percatarse que son sus hijos, el noble explica la situación y decide iniciar una relación con la princesa, ella acepta a pesar de haber sido violada. La pareja pasa una semana de cuento de hadas y entonces el noble se marcha, sin mencionar que el motivo de ello es el obligado retorno con su esposa.

 Al quedarse dormido junto a su esposa, el noble menciona entre sueños  el nombre de Talía y de sus hijos, por lo que su esposa se entera de la infidelidad de su marido, y guiada por sus celos, decide secuestrar a Sol y Luna y da la orden al cocinero de dárselos a comer a su esposo, además elige como destino para Talía, quien también había sido capturada, morir quemada en la hoguera. El hombre, al enterarse por su propia mujer que se había comido a sus hijos, así como de la muerte de la princesa, ordena que su esposa, el secretario y el cocinero sean quemados también en la hoguera.

 Sin embargo, La bella durmiente no llega a quemarse y el cocinero le explica que no ha sido capaz de hacer daño a los niños y que los ha sustituido por carne de cabra. El noble y la princesa Talía se casan y viven felices con Sol y Luna, mientras el cocinero es perdonado y nombrado Tesorero real.

¿Les ha gustado?