Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021

Iberdrola impulsa los criterios ESG  -medioambientales, sociales y de gobernanza- entre sus más de 22.000 proveedores

La compañía se ha comprometido a que el 70% de sus empresas colaboradoras principales cumplan con  estos objetivos en 2022

Los criterios ESG -medioambientales, sociales y de gobernanza- forman parte del ADN de Iberdrola y de su modelo de negocio. Tras reformular su sistema de gobernanza y sostenibilidad en torno a estos tres pilares, la compañía ha decidido dar un paso más allá y extender este compromiso a sus más de 22.000 proveedores en todo el mundo, a los que realiza compras por valor de 20.000 millones de euros al año.

El grupo liderado por Ignacio Galán se ha fijado como objetivo que el 70% de sus más de 1.000 proveedores principales en todo el mundo -aquellos con un volumen de facturación con la compañía superior a 1 millón de euros- se rijan en base a criterios ESG en 2022.

Para ello, ha creado un modelo -validado por un tercero- y una plataforma digital, desarrollada por la ‘scale-up’ española GoSupply, en la que los proveedores de la compañía pueden autoevaluar su desempeño en este ámbito. En base a 47 factores, este sistema mide el grado de compromiso con los tres principios ESG, ponderando un 40% el medio ambiente, un 30% lo social y un 30% el buen gobierno.

Para aquellos integrantes de la cadena de suministro de Iberdrola que obtengan una baja calificación, la compañía les proporcionará apoyo para detectar ámbitos de mejora y les propondrá un plan de acción individualizado para implementar políticas, compromisos y actuaciones que les permitan cumplir con criterios ESG establecidos internacionalmente.

Aquellos proveedores que no logren adaptarse a las exigencias ESG en un plazo razonable serán excluidos de futuras licitaciones hasta que lleguen a los niveles mínimos establecidos para ser colaborador de Iberdrola. De este modo, Iberdrola no sólo actúa como tractor económico e industrial en los territorios donde desarrolla su actividad, sino también como catalizador de la sostenibilidad en toda su cadena de valor.

El compromiso del grupo con los criterios ESG y su extensión a sus proveedores principales se concreta también en el modelo de gestión y retribución de la compañía, habiendo incluido este baremo en la evaluación del Bono Estratégico 2020-2022, aprobado por la última Junta General de Accionistas.

El plan retributivo está ligado al incremento del número de proveedores sujetos a políticas y estándares de desarrollo sostenible, tales como tener una estrategia de derechos humanos, un código de conducta para sus proveedores, unos estándares de salud y seguridad (ODS número 3) y una estrategia global de sostenibilidad medioambiental, incluyendo estrategias sobre el agua (ODS número 6), la energía (ODS número 7) y la biodiversidad (ODS números 14 y 15).


Un plan de impulso ESG ya en marcha

Iberdrola considera que un proveedor estratégico a largo plazo debe estar alineado con sus estándares de desarrollo sostenible, y el modelo establecido en 2019 evalúa al proveedor en los tres ejes ESG.

En el ámbito medioambiental se valora, entre otros aspectos, que el suministrador tenga una política al respecto, que calcule sus emisiones de gases de efecto invernadero, que haya identificado los riesgos del cambio climático o que tome medidas para conservar la biodiversidad y minimizar el uso del agua. En el área social se valoran aspectos relacionados con el respeto a los derechos humanos, promoción de la igualdad y respeto a la diversidad, y aplicación de estándares de salud y seguridad laboral. Y en el eje de gobernanza, se valora que el proveedor disponga de su propio código de conducta, sistema de cumplimiento, política de responsabilidad social y aspectos relativos a sus grupos de interés y cadena de suministro.

Si bien Iberdrola ha focalizado su esfuerzo en traccionar hacia las mejores prácticas en sostenibilidad a sus proveedores principales, todos los proveedores que tienen una relación relevante con la empresa están siendo evaluados según el modelo ESG y la plataforma GoSupply recoge ya más de 5.500 proveedores con un análisis de sostenibilidad 360.

Este esfuerzo ha hecho que en el año 2020 el 90% del importe adjudicado fue a proveedores que habían sido evaluados en sostenibilidad. De los más de 1.000 proveedores principales con los que la compañía estima firmará contratos relevantes hasta 2022, la mayor parte son empresas españolas (27%) o estadounidenses (29%), repartiéndose el resto entre las otras geografías donde opera: Brasil (20%), Reino Unido (15%), México (5%) y otros países.

Como explica en su primer Informe de Diversidad e Inclusión, Iberdrola fomenta además las compras a empresas con menos de 5 años de existencia, mostrando su apoyo al emprendimiento. Asimismo, se compromete a incrementar las compras a empresas con colectivos diversos y ayudar a que pequeñas empresas que pudieran estar en desventaja para competir en mercados internacionales. En España y Estados Unidos, el volumen de compras a empresas de colectivos diversos se elevó a 95,3 millones de euros en 2019.

  • El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, reunido con brigadas de la compañía