Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Portugal pide ayuda a los socios europeos ante la saturación de su sistema hospitalario

Se trataría de una petición no formal relativamente a recursos humanos y traslado de enfermos, en la que se habrían mantenido ya conversaciones con España

Hospital de Bragança

El gobierno portugués habría ya pedido ayuda europea ante el colapso de su sistema sanitario, principalmente de los hospitales.

Se trataría de una petición realizada de forma oficiosa y amplia. Una petición aún no oficial por la que el Estado portugués ya habría tenido conversaciones con otros países de la Unión Europea para solicitar refuerzos, principalmente, de recursos humanos y material.

La existencia de estas conversaciones ha sido admitida por el secretario de Estado de Sanidad, António Lacerda Sales, que ha afirmado ante los medios de comunicación que se trataría de una petición “no confirmada oficialmente pero ya realizada”.

Parece ser que dicha solicitud se habría concretado un poco más en relación a los gobiernos de España, por cercanía, y de Luxemburgo, ya que éste último habría mostrado su disposición inicial para ayudar al sistema sanitario portugués.

La demanda de ayuda se concentraría sobre todo en la necesidad de enfermeros y médicos intensivistas. No se habría descartado la eventual transferencia de enfermos.

El presidente de la Sociedad Portuguesa de Cuidados Intensivos, João Gouveia, en declaraciones al periódico ‘La Voz de Galicia’ ha dicho que ya se han dado los primeros pasos para proceder a esos traslados, “la petición de ayuda ya se hizo, aunque no sea oficial, me consta que sí”, reconoció ante dicho medio.

Se barajaría la hipótesis de trasladar enfermos a hospitales próximos a la frontera. Los del Alto Minho a Galicia, Tras-os-Montes hacia Castilla y León o el Alentejo a Extremadura y Andalucía. “De Viana do Castelo seguramente irán hasta Vigo, de Bragança a Zamora y del Alentejo, dependiendo de si están internados en Portalegre, Évora o Beja, a Badajoz o a Sevilla”, ha confirmado el presidente de los intensivistas portugueses a ‘La Voz de Galicia’.

La ministra portuguesa de Sanidad, Marta Temido, en declaraciones el pasado lunes a la RTP admitió que no se descartaba accionar los mecanismos de ayuda internacional.

Con gran parte de los hospitales portugueses al 99% de su capacidad, los especialistas médicos admiten, no obstante, la dificultad para que esa petición de ayuda sea atendida, debido a la circunstancia igualmente crítica de los socios europeos.


Con algunas camas UCI creadas a mayores en varios hospitales y equipamientos médicos disponibles en algunos hospitales privados que no están siendo utilizados por falta de personal, la escasez de recursos humanos sería la principal carencia del sistema sanitario portugués en este momento. La insuficiencia de profesionales es tradicionalmente “un aspecto difícil” del sistema sanitario portugués, ha reconocido Lacerda Sales.

Así, recién licenciados y profesionales médicos de otras especialidades están reforzando ahora algunas unidades de cuidados intensivos a falta de trabajadores especializados.

Una sobrecarga hospitalaria en la que faltan manos y que los sanitarios han comparado con “un avión en caída libre”.

Según el último Boletín Epidemiológico de la Dirección General de Sanidad de Portugal del 27 de enero, hay 15.073 nuevos contagios confirmados (668.951 acumulados), se han producido 293 muertes en las últimas 24 horas (11.305 acumuladas), 172.893 casos permanecen activos, con 6.603 ingresados, de los cuales 783 en unidades de cuidados intensivos. 

Los municipios que ahora presentan una incidencia acumulada más alta apenas registraron casos de covid durante la primera ola, algunos no han tenido que lamentar ningún fallecido hasta inicios de este 2021. Se trata de pequeños concejos del interior con población envejecida donde los brotes en residencias provocan que la incidencia se dispare por encima de los 960 casos por 100.000 habitantes, la cifra a partir de la cual las autoridades sanitarias portuguesas consideran que hay riesgo extremo. Ahí están Aguiar da Beira (Guarda) con 6.255, Cuba (Beja) con 6.224, Figueira de Castelo Rodrigo (Guarda) con 5.534, Alter do Chão (Portalegre) con 4.234 y Fornos de Algodres (Guarda) con 4.196. 

Por el contrario, varios municipios de Azores y Madeira no tienen ningún caso activo actualmente.