Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Tallereando

Taller, del francés atelier, hermosa y sonora palabra…

Gracias, Herles, por esa insistencia para convencerme de volver a esto de los talleres y por el concepto de Laboratorio Creativo; gracias a la Escuela de Escritores de México y a Arturo Córdova Just por el apoyo… Y gracias, sobre todo, a quienes me regalan sus letras… Y su confianza.

2020, además de todo lo sabido y comentado, me trajo el volver a dar clase, por unos días, en escuela. Me sirvió para confirmar que no, que ahí no quepo, que a los 52 no tengo la paciencia que tampoco tenía a los treinta. Padezco de indocencia adolescente.

Sin embargo, resulta que sí que volví a dar clase y es algo que me tiene muy contento. Volví a dar clases/talleres, literatura para quienes quieren escribir, lecturas para quienes quieren leer más para escribir, para escribirse, para contarse, sentirse…

No solo eso… Encima, me está yendo bien (toco madera); ya van varias ediciones, de dos meses, de algo que llamamos, parece que con acierto, “laboratorio creativo”. Digo con acierto porque a la gente le gusta, imagino que les llama la atención y se inscriben… Y, por si fuera poco, al terminar los dos meses, quieren continuar, conmigo o en otros talleres, y siguen escribiendo, o retoman esa costumbre si es que la habían perdido.

Mi maestro Juan José Arreola fue tallerista de pro; Víctor Manuel Pazarín, en Arreola, un taller continuo, dice que fue uno de los primeros becados en el Centro Mexicano de Escritores y que, además de participar en unas reuniones para revisar el trabajo de escritores “de valía” que no habían obtenido la beca, él mismo inició uno de esos “talleres” en su casa.

Vine a México por Juan José Arreola; casi treinta años después, también desde mi casa, pero por Zoom, una manera que estoy seguro de que un escritor visionario como Arreola alcanzó a vislumbrar; gracias a ello, la vida me da la oportunidad de conocer gente a cuyas vidas dan más sentido la escritura y la lectura… Y de ser su acompañante… Y ganarme la vida con ello…

Gente que merece la pena, como la literatura.

Gracias, amigos, amigas. Y a darle.

 

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)