Advertisement Advertisement
Miércoles, 3 de marzo de 2021
Ciudad Rodrigo al día

Los vecinos de Sancti-Spíritus se someten a tests masivos en busca de casos de coronavirus

El cribado se está desarrollando en el Pabellón Municipal de Deportes de la localidad

En plena sesión de tests | Fotos: Adrián Martín

Desde primera hora de la mañana del sábado, los vecinos de Sancti-Spíritus se están sometiendo a un cribado masivo en busca de casos de coronavirus ante el preocupante aumento de la incidencia de la enfermedad registrada en la localidad durante las últimas semanas. A este cribado por parte de profesionales de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León están llamados todos los residentes de 12 o más años (aunque tengan su tarjeta sanitaria vinculada a otra área), así como todos aquellos que tengan contacto habitual con la localidad, por ejemplo por motivos laborales.

Los vecinos están acudiendo hasta el Pabellón Municipal de Deportes de la localidad, donde se han establecido varias líneas por las que van pasando de forma ordenada a bastante buen ritmo. En el caso de esta localidad, se ha optado por realizar el llamamiento de los vecinos en función de la primera letra de su apellido. Así, de 9.00 a 10.00 horas estaban citados aquellos cuya primera letra es A ó B; de 10.00 a 11.00 horas, los que tengan apellido que comience por C, D, E, ó F; de 11.00 a 12.00 horas, los empezados por G; y de 12.00 a 13.00 horas, los comenzados por H, I, J ó L.


A la hora de publicarse esta información, última hora de la mañana sabatina, están acudiendo a someterse a los tests personas dependientes o de movilidad reducida, a quienes se le está realizando la prueba en el exterior del Pabellón, sin bajarse del coche. El cribado continuará después de comer: de 16.00 a 17.00 horas deben acudir aquellos cuyo apellido empiece por M; de 17.00 a 18.00 horas, los que tengan un apellido que empiece por N, O, P ó R; y de 18.00 a 19.00 horas, los restantes vecinos, con apellido comenzado por S, T, V y Z. El cribado cuenta con la supervisión en el exterior de agentes de la Guardia Civil para controlar que todo se desarrolla con normalidad.