Béjar al día

La Alcaldesa desiste de la compra de los cañones de nieve para La Covatilla

El Grupo Municipal Popular recuerda que hay gastos fijos en la estación de esquí que no se están optimizando y lamenta que la Alcaldesa rechace sus propuestas, pese a no ser capaz de gestionarla

El Ayuntamiento de Béjar no licitará la compra de los cañones productores de nieve artificial

Mientras la estación de esquí de San Isidro,  que ha ofrecido 17 kilómetros de pistas, ha recibido los días 16 y 17 de enero 4.218 usuarios, alcanzando el aforo máximo permitido tanto el sábado como el domingo, y Valle Laciana Leitariegos, que cuenta con 7,23 kilómetros hábiles de sus ocho posibles, recibió este fin de semana 2.333 aficionados completando el sábado el aforo marcado para el funcionamiento de la estación en condiciones de seguridad frente al covid-19, con 1.170 usuarios; la Alcaldesa de Béjar cierra La Covatilla entre semana y anuncia que desiste de la compra de los cañones de nieve que necesita la estación bejarana.

Hoy el Grupo Municipal Popular denuncia que los cañones productores de nieve artificial deberían llevar tiempo funcionando, y haber sido comprados con cargo a al Plan de Reindustrialización que destina cuatro millones y medio de euros para La Covatilla. Sin embargo, la anulación del procedimiento de compra, por las irregularidades detectadas por el Tribunal de Recursos Contractuales, obliga al Ayuntamiento a convocar, por tercera vez, el concurso público para la adjudicación del contrato a una empresa especializada, lo que ha llevado a la alcaldesa, Elena Martín, a renunciar a iniciar de nuevo el procedimiento.


El Grupo Municipal Popular considera que estos tres cañones nuevos, pese a ser insuficientes, significaban un gran apoyo a la hora de producir nieve para poder abrir más pistas en la estación, “no entendemos ni compartimos la decisión de la Sra. Martín, más allá de la inoperancia y la clara la ineptitud de esta señora y la de su equipo de Gobierno, y lo que es peor, el poco o nulo interés en la gestión de la estación de esquí”.

Al desistimiento de la compra de los cañones de producción de nieve artificial y el cierre de la estación durante la semana, se suma la ausencia continuada, en las comisiones informativas, del concejal responsable de La Covatilla, José María Muñoz Acha, y la falta de respuesta del equipo de Gobierno de Béjar sobre la fecha de finalización del contrato del Director de la estación, así como el oscurantismo en las cuentas de resultados. Los Populares recuerdan que pese a que la apertura de la estación ha quedado reducida a tres días a la semana, sigue habiendo gastos fijos de 30 personas contratadas cuyo trabajo no se está optimizando con una buena programación local y provincial que permitiría la apertura todos los días de la semana.