La realidad de un trader

La incertidumbre es la mejor amiga del inversor de largo plazo

(Warren Buffett).

 

Vivimos momentos de incertidumbre en los que no paramos de oír noticias nefastas sobre paro, ERTEs, cierre de negocios, peticiones de subsidio, etc. Mientras, los índices bursátiles como el Dow Jones, Nasdaq 100, Russell 2000 Americanos; el DAX 30 alemán, el Nikkei Japonés o el controvertido BITCOIN no paran de batir récords históricos de cotización semana tras semana. A su vez el nivel de ahorro de las familias aumenta día a día durante la pandemia. ¿No hay algo que no encaja aquí?

Hoy comienza para mí una nueva aventura en un terreno aún muy farragoso en el que no estoy habituado a moverme ya que, sinceramente, es la primera ocasión en la que me enfrento a la redacción de un artículo periodístico. Eso no impide que me encuentre ilusionado con este reto y esta nueva empresa de acercar y desgranar, en la medida en que mis conocimientos me lo permitan, un mundo tan complejo y desconocido como es el trading y el análisis técnico profesional.

Lejos del mensaje erróneo y peligroso que trasmiten las típicas películas  como “El lobo de Wall Street”, en las que vemos a traders exaltados gritando el conocido  “Compra, compra”, “Vende, vende” y lanzado billetes al aire como quien lanza clínex. Espero ayudar a cambiar esta percepción del trading llevando a cabo  un ejercicio constante de pedagogía hasta que arraigue la realidad de que un trader  requiere como cualidades imprescindibles: conocimientos, paciencia, templanza y un método ganador basado en probabilidades que inclinen la balanza de su parte. Esta será la única forma de que lo que conocemos como La Bolsa (y que es peligrosa, voraz, despiadada, pero imprescindible frente al nuevo paradigma económico que se avecina) no acabe reduciendo nuestras inversiones a cenizas y podamos obtener de ella operaciones rentables.

En lo sucesivo te hablaré de cómo sacar partido a asuntos como:

La nueva realidad macroeconómica. Comentaremos noticias de actualidad relacionadas con los mercados, la nueva política expansiva de los bancos centrales con sus inyecciones de liquidez masivas, bajadas de tipos de interés y sus consecuencias; de la inflación, la deuda que aumenta sin freno y parece haber pasado a un segundo plano, etc.

La nueva realidad del ahorrador particular, que ha pasado de ver cómo hace unos años obtenía intereses anuales del 15% por sus ahorros en depósito, a que actualmente los bancos le cobren por depositar su dinero. Y de cómo esto, sumado a la inflación y el interés compuesto, afecta a sus ahorros cuyo valor se verá reducido significativamente en unos años.

Por supuesto también habrá tiempo para identificar valores con potencial, en sectores con futuro, iniciarte en el análisis técnico aprendiendo pautas y patrones que nos ayudan a operar con la probabilidad a tu favor y veremos la curiosa forma que tienen los gráficos de anticipar las noticias, descontar expectativas y cómo, llamativamente, casi siempre aciertan. Además, en cada columna intentaré traerte un valor con potencial alcista y mínimo riesgo, con punto de entrada, salida con beneficios y stop de pérdidas al que llamaremos cohete de la semana.

Las cosas han cambiado. Nos encontramos en un momento histórico que traerá cambios abismales. En medio de una transición energética sin precedentes y una revolución tecnológica que aumenta nuestra productividad a la vez que cambian nuestros patrones de consumo. Se avecinan décadas de un enorme crecimiento económico en ciertos sectores, y como no, la desaparición de muchos otros. Por tanto, los ahorradores debemos estar muy atentos a la gran oportunidad que se nos presenta en torno a la renta variable.

No permitamos que los agoreros fatalistas ni los optimistas crónicos piensen por nosotros. Aislémonos del ruido de algunos medios de comunicación y del rellano de nuestros edificios y saquemos nuestras propias conclusiones, que al menos serán eso; nuestras.