El Instituto de Política Social recalca que las actuales restricciones abocan la región a la quiebra económica

La organización con presencia en la región aclara que son unas medidas “innecesarios y que auguran una pérdida muy clara para comercios y familias”
Un negocio salmantino cerrado - Archivo

El Instituto de Política Social (IPS), con presencia en Castilla y León, ha exigido de "inmediato" la paralización de las medidas adoptadas por la Junta, medidas que consideran totalmente "equivocadas" y que ponen en una "diana económica" a los distintos comercios locales y a multitud de familias que verían bajar "vertiginosamente" sus ingresos, llegando incluso a la "ruina económica".

El equipo de la portavoz del IPSE en Castilla y León, Sofía Muñoz Casares, ha recordado, a través de un comunicado remitido a Europa Press, que es "fundamental" cambiar de manera "inmediata" las medidas que se han puesto en funcionamiento en la Junta, ya que, a su juicio, son unas medidas que son "innecesarias" y auguran una pérdida "muy clara" para multitud de comercios y familias que se verán sin ingreso alguno.

"Desde el Instituto de Política Social, nuestros responsables se acercarán a escuchar de primera mano los problemas a los que se están enfrentando multitud de comercios en Castilla y León. Tienen que saber que hay un ente que sí les escucha", indica la secretaria de comunicación del Instituto, Gemma Martín.


Por su parte desde el IPSE de Castilla y León, han señalado que el propio presidente, Pablo Hertfelder García-Conde, hará un hueco en su agenda para poder atender de carácter urgente los problemas a los que se enfrentan los castellanoleoneses y escuchar a los comerciantes y familias. "Desde el Instituto pedimos que la Junta cambie inmediatamente sus medidas adoptadas, ya que suponen un peligro muy claro para la economía de multitud de comercios y de familias. Estas medidas consideramos que son totalmente equivocadas " señalan.