Ciudad Rodrigo al día

Manuel Domínguez Jiménez, nuevo ecónomo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo

Carlos Norberto Gómez, nuevo delegado diocesano de Pastoral de la Salud, y Rafael Caño, consiliario diocesano de la Vida Ascendente

El Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, ha efectuado este viernes 15 una serie de nombramientos para cubrir “diversas necesidades de funcionamiento y pastorales”. Uno de ellos es la designación de Manuel Domínguez Jiménez como nuevo ecónomo diocesano, en sustitución del sacerdote Fernando Sánchez Tendero, tras finalizar el período de tiempo para el cual fue nombrado.

Según explican desde la Diócesis, Manuel Domínguez Jiménez, técnico auxiliar administrativo y técnico especialista administrativo, cuenta con una “sólida experiencia” en gestión administrativa y de personal (trabaja en el sector privado),  y a partir de ahora será el responsable de administrar los bienes de la Diócesis bajo la autoridad del Obispo y hacer los gastos que ordene legítimamente el Obispo o quiénes hayan sido encargados por él. El nuevo ecónomo, que ocupará el cargo los próximos 5 años, pasa a formar parte como no podía ser de otra manera del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos, que también se renueva.

Junto a él, este órgano (que se encarga de elaborar el presupuesto de gastos e ingresos de toda la Diócesis) queda integrado por Jesús García Burillo; José María Rodríguez-Veleiro en su calidad de Vicario General; Prudencio Manchado Vicente en su calidad de Canciller-Secretario-General del Obispado; Manuel Santos Calderero Sánchez, colaborador de la Administración diocesana; Isidro Pérez Rodríguez, abogado; Miguel Rubio Vicente, jubilado de banca; y como novedad según resalta la propia Diócesis, tres mujeres con perfiles profesionales relacionadas con lo económico.


Por un lado, María Consuelo Sánchez Matías, diplomada en Ciencias Empresariales y en Teología, que ha desarrollado su labor tanto en la empresa privada como en la administración pública; por otro lado, Laura Magdalena Miguel, licenciada en Derecho, Doctora en Derecho Canónico, abogada y profesora de Derecho Patrimonial Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (de la que es en estos momentos su Secretaria General); y por último, María Victoria Jiménez Elvira, diplomada en Ciencias Empresariales, que es especialista en asesoramiento a empresas o particulares en materia fiscal, contable, laboral, comunidades de vecinos o gestión de subvenciones.

Los nombramientos de Jesús García Burillo se completan con el relevo de Isidoro González Martín como Delegado Diocesano de Pastoral de la Salud y Consiliario Diocesano de Vida Ascendente, tras renunciar a estos cargos. El primero de esos puestos lo asume el sacerdote Carlos Norberto Gómez Jiménez; mientras que el segundo pasa a ser responsabilidad del también sacerdote Rafael Caño Santos.