Ciudad Rodrigo al día

 

El toque de queda se adelanta a las 20.00 horas y queda prohibido entrar y salir de la provincia

Las medidas, en las que se incluye un límite de 25 personas en los lugares de culto, entrarán en vigor este sábado

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, anunció en la mañana del viernes nuevas medidas de restricción en toda la Comunidad para intentar hacer frente a la expansión del coronavirus. Según explicó, estas nuevas medidas son “lo más intensas posibles intentando mantener una actividad económica que nos permita mantener nuestro sistema de protección social”, siguiendo en todo caso el decreto del pasado mes de octubre que rige el actual estado de alarma.

La novedad más destacada de estas nuevas medidas es que el toque de queda se adelanta dos horas respecto al que viene funcionando desde el pasado mes de octubre (con las excepciones de los días de Nochebuena y Nochevieja). De este modo, desde este sábado 16 de enero no se podrá transitar por ninguna vía pública de la comunidad desde las 20.00 horas hasta las 6.00 horas (por ende, los negocios deberán cerrar antes de las 20.00 horas para estar a esa hora en casa). Asimismo, como otra gran novedad, desde este sábado no sólo no se podrá salir o entrar de Castilla y León, sino que ni siquiera se podrá entrar o salir de la provincia de Salamanca.

Las excepciones al toque de queda y a la perimetración serán las planteadas inicialmente: adquisición de productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; cualquier otra actividad de análoga naturaleza (que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada); y retorno al lugar de residencia habitual, tras haber realizado las actividades anteriores. Dentro de esas excepciones se encuentra la asistencia a centros universitarios y educativos, así como la asistencia a la actividad lectiva presencial de los centros docentes.


Por otro lado, desde este sábado quedan prohibidas las reuniones en domicilios -salvo que se trate de convivientes- de más de 4 personas de cualquier edad (siguen prohibidas las peñas o reuniones en locales como bodegas), aunque Francisco Igea llegó a recomendar en la mañana del viernes “no juntarse con no convivientes en el interior de los domicilios”.

Esta medida también afecta a espacios públicos salvo que sean instalaciones y establecimientos abiertos al público que cuenten con un régimen específico de medidas de prevención y control aprobado por la autoridad sanitaria. Asimismo, quedan exentas de esta medida restrictiva las actividades laborales e institucionales. La última novedad afecta a los lugares de culto, donde desde este sábado podrá haber un máximo de 1/3 del aforo, con un límite de 25 personas.

Durante la rueda de prensa, Francisco Igea mencionó que en principio estas medidas se prolongarán durante 15 días, descartando que se puedan prorrogar, porque “si en 15 días no han surtido efecto estas medidas, el confinamiento será inevitable”; aunque en la nota de prensa difundida posteriormente por la Junta se indica que estas medidas durarán todo el estado de alarma (es decir, hasta mayo), aunque podrían ser “moduladas, flexibilizadas o suspendidas en virtud de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad”.