Lorca y sus visitas a Salamanca

Con 18 años, disfrutó un viaje de estudios a la capital charra, donde escribió esto a sus padres: “Esto es muy bello. Estoy visitando monumentos"

Una imagen captada por Venancio Gombau, difundida por Alberto Cea García en la plataforma ‘Fotos Antiguas de Salamanca’ nos permite ver al escritor Federico García Lorca, junto al edificio histórico de la Universidad.

Según explica Cea García, “el 21 de octubre de 1916, Federico García Lorca viajó en el tren de Medina del Campo con destino a Salamanca. Tenía 18 años y una matrícula de honor en Teoría de la Literatura y las Artes. Disfrutó de un viaje de estudios con el que se ha premiado a los cinco universitarios que más han destacado en la asignatura”.


En aquella ocasión, el joven literato “se entusiasmó con lo que vió en Salamanca, a juzgar por el telegrama que envió a sus padres: ‘Estoy en Salamanca extremadamente feliz. Esto es muy bello. Estoy visitando monumentos’. Sin embargo, Lorca no se mostró muy contento con el estado que presentaban en 1916 algunos edificios de Salamanca, quejándose de que históricos lugares de la ciudad estuvieran casi en ruinas, mientras se levantaban otros”.

Dieciséis años después, volvería, ya consagrado como escritor, “con motivo de un acto organizado por el Comité de Cooperación Intelectual, el 31 de mayo de 1932, en el segundo año de la II República”.