Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

20 años sin Julio Robles

"Torero de toreros", es historia del toreo y de la época dorada de la tauromaquia salmantina

Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Julio Robles, el clasicismo del mito sobrio. ‘Torero de toreros’, es historia del toreo y de la época dorada de la tauromaquia salmantina con su toreo clásico, sobrio y poderoso.

Así fue su vida

Julio Robles nació en Fontiveros (Ávila) el 4/12/1951. Por motivos laborales de su padre, pasó la infancia en La Fuente de San Esteban, rodeado de ganaderías y de grandes figuras que acudían al campo charro. Y sobre todo por Paco Pallarés, que le ayudó en sus comienzos.

Toreó su primera becerra en 1965 y se vistió por primera vez de luces en Villavieja de Yeltes (Salamanca) el 28-08-1968. Ya desde que era novillero sin picadores, Julio Robles mantuvo una gran rivalidad en el ruedo con Niño de la Capea, llegando a colgar el “no hay billetes” en Madrid como novilleros. Luego, junto a El Viti, ya consagrado, protagonizaron la Edad de Oro del toreo salmantino.

Robles tomó la alternativa en julio de 1972 en la Monumental de Barcelona, de manos de Diego Puerta con Paco Camino de testigo, con el toro “Clarinero” de Pérez Tabernero. La confirmación llegó el 22 de mayo de 1973 con Antonio Mejías de padrino y Palomo Linares de testigo. 

Dos cornadas en sus primeros años como matador marcaron su primera etapa. Pero en 1978, una faena en San Isidro a un toro de Lázaro Soria, le catapultó. Comenzó entonces Julio Robles el mejor momento de su carrera. De Madrid salió a hombros en 1983, 1985 y en Otoño de 1989.


Los números en Salamanca

En “su” Glorieta, los números de Robles fueron espectaculares: Toreó 43 corridas de toros, cortó 49 orejas y abrió 15 puertas grandes. Hasta en 14 ocasiones desorejó a un toro e hizo 10 tripletes en la Feria, aunque el último no lo pudo cumplir.

La fatal cornada en Francia

Aunque Robles triunfó en muchas plazas de Andalucía, en la Maestranza de Sevilla no le terminaban de salir las cosas. Hasta que en 1989, en el cenit de su carrera, rozó la Puerta del Príncipe tras un faenón a un toro de Sánchez Dalp. Una de las faena de su vida.En 1990 Robles estaba en su mejor momento profesional. Incluso llevaba años sin sufrir ninguna cogida. Pero el 13 de agosto, en Béziers (Francia), todo cambió. Se cruzó en su camino el toro “Timador” de Cayetano Muñoz.

El 13 de enero de 2001, Robles ingresó de urgencias en la Santísima Trinidad de Salamanca y fue operado por una perforación intestinal. Su estado se agravó tras la intervención hasta que el día 14, tal día como hoy, a las 17:05, falleció por una parada cardiaca.