Advertisement Advertisement
Jueves, 25 de febrero de 2021

Parte de la hostelería charra se aferran a las terrazas, a pesar del frío, para evitar el cierre

Desde esta jornada y hasta el 26 de enero no se puede consumir en el interior de los establecimientos, tal y como ha decretado la Junta
Terrazas en la Plaza Mayor, en este primera jornada en la que las restricciones no permiten el consumo en el interior de los establecimientos. Foto de Lydia González

Este miércoles, 13 de enero, ha entrado en vigor el acuerdo de la Junta de Castilla y León por el que se decreta el cierre de los centros comerciales, del interior de la hostelería y de las instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos en la comunidad autónoma de Castilla y León, medida que permanecerá en vigor hasta el próximo 26 de enero.

En el caso de Salamanca, a pesar de las gélidas temperaturas, parte de los hosteleros decidía mantener su actividad, a pesar de las limitaciones que supone la prohibición al consumo dentro de sus establecimientos. Por eso, montaban sus terrazas, en algunos casos incluso con estufas, con la esperanza de que, en esta jornada soleada, los clientes ayuden a mantener vivo este sector con el consumo en el exterior o comprando bebida o alimentos para llevar.

No obstante, en nuestro recorrido matinal también hemos visto bares y cafeterías cerrados. Y es que, también hay empresarios del sector que consideran que no les compensa abrir con tantas limitaciones.

Según consta en la orden publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), las "medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional" que contempla este acuerdo, con vigor desde hoy y hasta las 23:59 horas del 26 de enero, serán objeto de "seguimiento y evaluación continua" con el fin de garantizar su adecuación a la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad por lo que podrán ser mantenidas, modificadas o levantadas.


El Gobierno autonómico justifica las medidas en los datos del informe de la Consejería de Sanidad de 11 de enero que pone de manifiesto la "negativa evolución" de la situación epidemiológica "en todas las provincias" de la comunidad de Castilla y León y la "situación de riesgo extremo" con "transmisión comunitaria no controlada y sostenida, que excede las capacidades del sistema sanitario".

Ante esta situación, asegura el Gobierno autonómico, "resulta indispensable" extender a todo el territorio de Castilla y León las "medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional" aplicadas por acuerdo de 7 de enero en las provincias de Ávila, Palencia y Segovia.

Esas medidas consistían en concreto en la suspensión de la apertura al público de "determinados establecimientos comerciales", instalaciones deportivas convencionales, centros deportivos, actividades de restauración en el interior de los establecimientos, así como de establecimientos y locales de juegos y apuestas.

"Al ser aplicable el presente acuerdo en la totalidad del territorio de la Comunidad de Castilla y León y con la finalidad de facilitar el cumplimiento de las medidas que contempla, resulta oportuno establecer un límite temporal de sus efectos común para todas las provincias de Castilla y León, es decir, hasta el 26 de enero de 2021", precisa la Junta en este acuerdo de la Consejería de Economía y Hacienda.

Fotos de Lydia González