Advertisement Advertisement
Jueves, 25 de febrero de 2021

El exceso de mortalidad en España durante 2020 se situó en 70.703 fallecidos, según el último informe del MoMo

Se han producido dos periodos de exceso de mortalidad, entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, en los peores momentos de la pandemia, y entre el 20 de julio y el 20 de diciembre, durante la segunda ola

España registró durante 2020 un exceso de mortalidad de 70.703 fallecidos por encima de lo esperado, según los datos del último informe del Sistema de Motorización de la Mortalidad diaria (MoMo) del Centro Nacional de Epidemiología (Instituto de Salud Carlos III) fechado el pasado 5 de enero.

Los resultados obtenidos con MoMo estiman que se han producido dos periodos de exceso de mortalidad por todas las causas a nivel nacional, el comprendido entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, en los peores momentos de la pandemia, y entre el 20 de julio y el 20 de diciembre, cuando ha tenido lugar la segunda ola.

De este modo, en el primer periodo, se registró un exceso de 44.599 fallecimientos, con un incremento del 66.9 por ciento, que fue superior en mujeres (72 por ciento) que en hombres (67 por ciento) y se concentró en los mayores de 74 años (78 por ciento), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (58%).


En cuanto al segundo periodo, del 20 de julio al 20 de diciembre, el exceso fue de 26104 muertes, con un incremento del 16.6 por ciento. En este caso, también fue superior en mujeres (21 por ciento) que en hombres (19 por ciento) e igualmente se concentró en los mayores de 74 años (19 por ciento).

A nivel de Comunidades Autónomas, se han detectado excesos de mortalidad en todas ellas, concentrándose fundamentalmente en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años.

El Momo utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93 por ciento de la población española y que incluye todas las provincias. Las estimaciones de mortalidad esperada se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada de los últimos 10 años.