Advertisement
Miércoles, 20 de enero de 2021

‘Filomena’ se despide con nevadas históricas que dan paso a una ola de frío con temperaturas cercanas a -20ºC

Las temperaturas estarán entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal al menos hasta el miércoles y la madrugada del martes será la más fría

La borrasca 'Filomena' se aleja por el noroeste de la Península tras dejar a su paso nevadas históricas, pero este lunes ha llegado un anticiclón que provocará ola de frío que puede precipitar las temperaturas hasta cerca de los -20 grados centígrados (ºC) y de -10ºC en algunas capitales de provincia, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, la interacción de 'Filomena' con el aire frío que ya estaba acumulado ha dado lugar a un importante episodio de nevadas que ha afectado especialmente al centro y al interior este de la Península, según ha señalado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo.

De hecho, ha detallado que en la ciudad de Madrid nevó durante 30 horas seguidas, los días 8 y 9 de enero, en los que dejó 50,5 litros por metro cuadrado de precipitación, todos ellos en forma de nieve, lo que dejó acumulaciones de entre 30 y 50 centímetros de nieve en distintos barrios de la capital, aunque la nevada más abundante se dio en los distritos periféricos del sureste de la ciudad. "Podría ser una de las nevadas más importantes en Madrid en el último siglo, superando incluso a los registros de nevadas de 1971; 1977 y 1984", advierte.

Además, en la ciudad de Toledo se acumularon de 35 a 50 centímetros e incluso en la provincia se alcanzó una media de 55 centímetros de nieve en la localidad de Orgaz.

Mientras, en el valle del Ebro se registraron también acumulaciones de hasta 20 centímetros de nieve de modo que la capital de Aragón, Zaragoza, ha vivido la nevada más intensa del siglo XXI y superó a la de 2005.

Del Campo ha añadido que a primeras horas de este lunes 11 de enero, la capa de nieve en el suelo abarca además de las zonas de montaña donde es habitual su presencia en invierno, buena parte del centro e interior peninsular. Y, aunque poco a poco se irá derritiendo, podría durar varios días más sobre todo en el este de la Península, donde el manto de nieve seguirá "prácticamente toda la semana".

Este lunes los cielos se han despejado y los vientos en general están en calma, excepto en algunas zonas de la mitad norte y esto ha generado unas condiciones "muy favorables para que las temperaturas desciendan "muchísimo". El portavoz ha explicado que normalmente en invierno, cuando las noches son largas y los cielos están despejados y el viento en calma, el enfriamiento del suelo es acusado.

Pero si además de estas condicionantes el suelo está cubierto de nieve, añade que puesto que la nieve de día apenas absorbe el calor del sol, sino que lo refleja el enfriamiento nocturno, todavía es más acusado y en zonas de valles o vaguadas del terreno, donde tiende a acumularse el aire frío, las temperaturas mínimas "podrán ser extremadamente bajas".

De hecho, señala que durante la madrugada del lunes se han registrado heladas "muy fuertes" en el centro peninsular, donde hay nieve en el suelo, con temperaturas que han llegado a -18ºC en Morón de Almazán o Burgo de Osma, ambas en Soria; o -17ºC en Molina de Aragón (Guadalajara) mientras que en capitales de provincia, en Toledo y Soria la mínima bajó a -8ºC.

También heló la madrugada del lunes en Cuenca y Guadalajara, con -7ºC de mínima y en el centro de Madrid, en el Parque del Retiro, el mercurio llegó a -3ºC, aunque en los alrededores las temperaturas fueron más bajas, como por ejemplo en el aeropuerto de Barajas, donde han registrado -8ºC.

Sol y frío toda la semana 

Del Campo espera que los cielos sigan despejados y persista la situación anticiclónica durante "prácticamente toda la semana", por lo que apenas se prevén precipitaciones, excepto en el área cantábrica y puntos del Pirineo. También llegarán a 0ºC en el Mediterráneo y podría haber lluvias débiles en el norte de las islas más montañosas de Canarias.


"Lo más destacado es la situación de estabilidad atmosférica que favorecerá las heladas nocturnas prácticamente generalizadas durante toda la semana y que serán fuertes en zonas con superficies cubiertas de nieve", insiste Del Campo que señala que por este motivo la AEMET ha emitido una aviso especial por ola de frío que al menos se mantendrá hasta el jueves.

La madrugada más fría, además de la de este lunes, será la del próximo martes, cuando se esperan heladas generalizadas y seguirán toda la semana en "prácticamente" toda la Península excepto en las zonas costeras y el valle del Ebro. Respecto al valle del Ebro, debido al cierzo será difícil que el mercurio baje de cero grados, aunque sí tendrán una importante sensación térmica de frío.

En cuanto a las temperaturas diurnas, también serán muy bajas y apenas variarán respecto al domingo, que fueron muy bajas. En todo caso, quedarán por debajo de 5ºC en las dos mesetas y en el nordeste peninsular e incluso helará durante todo el día las zonas de montaña en el sur de Aragón y en el nordeste de Castilla-La Mancha.

Por otro lado, el portavoz destaca que el viento soplará con intensidad en el tercio norte de la Península y en puntos del nordeste, lo que incrementará la sensación de frío. Del Campo advierte de que la próxima madrugada será de las más gélidas de los últimos años.

El portavoz prevé que este martes amanecerá con cielos despejados en algunos puntos de los litorales cantábrico y Mediterráneo y también estarán los cielos con algo de nubosidad en los archipiélagos, y no descarta que en todas estas zonas algunas gotas, pero en general se espera un ambiente despejado y temperaturas muy bajas de hasta -10 o -12ºC en Cuenca y Albacete; -8ºC en Toledo o Teruel o -6ºC en Madrid y -7ºC o -8ºC en la periferia.

Durante el día, este martes será también muy fría en sus horas centrales y en muchas zonas no pasarán de 5ºC. En definitiva, el portavoz señala que se trata de temperaturas unos 10ºC por debajo de lo normal para esta época del año en muchas zonas del centro e interior oriental, tanto de día como de noche.

El ascenso térmico comenzará el miércoles, aunque seguirán las mínimas muy bajas hasta el viernes, y las máximas subirán ya desde el jueves de modo que el entre el miércoles y el viernes el mercurio subirá entre 5 y 10ºC.

En todo caso, seguirán las heladas y las temperaturas por debajo de lo normal en amplias zonas del interior, ya que aún se esperan -5ºC sobre todo en las dos mesetas y los páramos de la zona centro, donde las máximas estarán entre 5 y 10ºC también en el interior y algo más altas en el litoral mediterráneo, donde pueden rondar hasta los 15ºC.

Los cielos permanecerán poco nubosos excepto en el área cantábrica y en Pirineos, con lluvias en las zonas de nevada en zonas de montaña y en el Mediterráneo también puede haber lluvias débiles, especialmente en el este de Cataluña y en puntos de Baleares.

También seguirá soplando el cierzo con intensidad en el valle del Ebro y de cara al fin de semana, ha adelantado que lo más probable es que siga el tiempo estable y frío.