Advertisement
Sábado, 23 de enero de 2021

Populismo: la palabra que esconde la realidad

364

Qué cosas suceden. Se hizo famosa la palabra “populismo” como manera de identificar no se sabía bien qué, que no cuadraba con las formas predominantes de pensar y hacer política (PP-PSOE-C’s).

Más tarde utilizaron la palabreja para descalificar a Podemos y a sus propuestas de echar una mano a los de abajo en lugar de enriquecer siempre a los de siempre, como siempre.

Hoy, la voz populismo sirve para blanquear el fascismo más atroz, el que usa las armas para entrar en los Congresos o Capitolios (algo que nunca hicieron os que rodearon el Congreso), el que no respeta resultados electorales y, a modo de pataleta, manda turbas contra instituciones.

Hoy, populismo es nazismo. Y resulta tan peligroso blanquear la ideología, como la ideología misma. Así pues, llamemos al pan, pan; al vino, vino; y al fascismo, fascismo.