Las Arribes al día

Itevelesa vuelve a poner la ITV de Vitigudino con servicio alterno

Muchos usuarios a los que se le caduca la inspección en sus vehículos optarán por acudir a otros lugares, con el consiguiente trastorno para los usuarios y el perjuicio para la economía local

 

En estos momentos el tiempo de espera para pasar la ITV en Vitigudino concertando cita es de dos meses. Los 10 días disponibles de febrero están ya completos

Itevelesa, la empresa concesionaria del servicio de la ITV en Castilla y León, ha vuelto a poner la estación de Vitigudino con servicio alterno, es decir, una semana  sí y otra no, tal y como venía siendo hasta mediados del mes de octubre pasado cuando la espera con cita previa era de tres meses.

Entonces, Itevelesa decidió, ante la presión ejercida desde la Dirección General de Industria, y a su vez desde el Ayuntamiento de Vitigudino y la Asociación de empresarios Asemvi, la apertura permanente de la estación para reducir el tiempo de espera debido a la acumulación de inspecciones caducadas tras el cese del servicio como consecuencia de la pandemia.

Pero a pesar de haber trascurrido dos meses y medio de servicio continuo, Itevelesa no ha logrado reducir la espera a un tiempo admisible, como se puede apreciar en su web al intentar solicitar cita previa. En estos momentos el tiempo de espera para pasar la ITV en Vitigudino es de dos meses, un mes menos que en octubre, por lo que aquellos propietarios que deban pasar la ITV a sus vehículos entre los meses de enero o febrero, en Vitigudino, deberán esperar hasta el mes de marzo, y si no pueden esperar, deberán acudir a alguna otra estación de la provincia.

Con esta decisión de Itevelesa se confirman los temores apuntados por LAS ARRIBES AL DÍA cuando la empresa de la ITV comunicaba su decisión de ampliar el servicio solo hasta el 31 de diciembre de 2020. Ante esta nueva reducción del servicio, muchos usuarios a los que en este periodo de espera de dos meses se le caduca la inspección en sus vehículos, optarán por acudir a otras estaciones de la provincia, principalmente en Salamanca y Ciudad Rodrigo, con el consiguiente trastorno para los usuarios e importantes daños económicos para el sector de la automoción en Vitigudino, la hostelería y el comercio en general.

Como ha quedado demostrado, Itevelesa maneja datos irreales en cuanto a la demanda de inspecciones en la estación de Vitigudino, pues ni siquiera abriendo todos los días de la semana ha logrado reducir a plazos admisibles el tiempo de espera para pasar la ITV. Aunque también cabe la posibilidad de que la concesionaria de este servicio, al no tener competencia, se aproveche de esta situación aunque ello perjudique a miles de usuarios.

Esta postura de la empresa viene provocada por la permisibilidad de la Junta de Castilla y León, administración adjudicataria de este servicio sin competencia para Itevelesa en la provincia de Salamanca y que los propietarios de vehículos deben realizar por ser un trámite de obligado cumplimiento.

Todas estas circunstancias han convertido a Itevelesa durante décadas en la beneficiaria porque, independientemente de dónde tenga sus estaciones abiertas, al final los usuarios tienen que pasar ITV en sus instalaciones. La espera de dos meses o más tiempo para pasar la ITV hace que muchos usuarios opten por ir a otros puntos de la provincia para pasar la ITV, lo que produce un grave perjuicio tanto a los usuarios como a los negocios de Vitigudino, especialmente talleres mecánicos.