Que malas son las hemerotecas… a veces.

 

Sánchez, Iglesias y Garzón callan la subida del 102% de la luz  en su legislatura, pero fueron loros cuando teniendo a Rajoy como Presidente, subió un 10%

La tan traída y llevada e interpretada a su manera “memoria histórica”, se les ha vuelto en contra, precisamente cuando el frío que nos trajo la Filomena se no mete en el tuétano. Y por ser un tema que afecta al bolsillo, ya demasiado agujereado: la subida de la luz.

Pedro Sánchez; su vice Palo Manuel Iglesias; y el ministro que aparece y desparece como el Guadiana, llamado de Consumo, Alberto Garzón, criticaron cuando estaban en la oposición el Ejecutivo de Mariano Rajoy Brey,  por el incremento del precio de la luz entre el 8 y del 10%. Comprendo que cuando vemos un recibo de las eléctricas delante, para el común de los ciudadanos, resulta difícil comprenderlo y solo vemos los eurillos que salen de la cartera. Pero no es así, la luz realmente no es cara, los impuestos que acompañan y que ni entonces ni ahora han sabido entender y hacer que entendamos, esos sí nos asfixian.

Ahora que no son de la bancada opositora, callan, guardan silencio ante el disparo de un 102%. Iglesias, gran conocedor y aficionado a las RRSS escribió en diciembre de 2017 que “disparar la factura de la luz un día como hoy, plena ola de frío,  solo demuestra la codicia de las eléctricas y si el Gobierno lo consiente, es cómplice”

 

Tampoco perdió su momento, 2017, para criticar al Ejecutivo del PP, fue el actual ministro de Consumo, Alberto Garzón, “Navidad la luz tendrá un precio un 10% superior a la del año pasado. Miles de familias no podrán mantener sus casas a temperaturas adecuadas, lo que repercutirá gravemente en la salud de los que menos tienen. Ningún gobierno decente debería tolerarlo”.

 La hemeroteca los trae a la actualidad, y no me vengan con los de la Cañada real o el pozo del Tío Raimundo, usted y todos los españoles sabemos loque hay por esos lares madrileños. No olviden que por la boca muere el pez… que gran refranero tenemos los españoles. Trata de hacer una llamada a la discreción. el descuido del pez no advierte el peligro, abre la boca para morder el anzuelo, quedando preso en sus casos de las perlas soltadas en 2017 Quien habla más de lo necesario se delata o mete en problemas, su indiscreción y hablar a la ligera, trae consecuencias que luego deben edulcorar el mensaje, se nos hace muy difícil de ingerir.