Los hoteleros piden la “colaboración de los clientes” para cumplir las medidas de seguridad y “evitar un nuevo cierre”

“Descontento” con las medidas adoptadas en Castilla y León y que, como añaden, “vuelven a poner en el centro de la diana a las actividades de hostelería”

Los hosteleros de Salamanca y de Castilla y León piden “la colaboración de los clientes con los encargados de los locales para cumplir con las medidas de seguridad que se deben de aplicar, como es el cierre del establecimiento a las 22,00 horas, no sobrepasar el número de 6 personas agrupadas, mantener la distancia de seguridad, la utilización de la mascarilla, la obligatoriedad de estar sentados y la prohibición de fumar”. “Más que nunca apelamos a la responsabilidad de los clientes para evitar un nuevo cierre que solo repercutiría negativamente para todos”, señalan a través de un comunicado desde la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León. 

Asimismo, los hosteleros también manifiestan su “descontento” con las medidas adoptadas en Castilla y León y que, como añaden, “vuelven a poner en el centro de la diana a las actividades de hostelería y a cargar sobre ellas el repunte de los contagios que en la última semana se han producido en nuestra Comunidad, y que se han visto reflejadas por las duras restricciones en las provincias de Ávila, Segovia y Palencia”. 

El sector hostelero asegura desconocer “los criterios que se siguen para culpar de esta manera a un importante sector del tejido empresarial del que dependen de forma indirecta multitud de empresas y un gran número de trabajadores, al margen de los que acumula de forma directa la hostelería”, añadiendo que “nos gustaría saber si a la hora de decidir estas restricciones se ha tenido en cuenta las reuniones familiares que se han producido en estas fiestas, y si se han cumplido las medidas restrictivas que estaban impuestas, o las posibles reuniones de amigos en lugares privados, al tiempo que también desconocemos los controles de las medidas de seguridad en otras empresas”. 


El periodo navideño “es un tiempo de reuniones en diversos ámbitos y de compras masivas, circunstancias que han podido generar este aumento en el número de contagios”, por lo que “debemos mostrar nuestra indignación en que la hostelería parezca ser la única culpable del repunte en los contagios”. 

Por otra parte, reiteran que siguen esperando “unas ayudas directas que compensen las pérdidas que llevamos acumuladas desde el pasado 14 de marzo y que nos están llevando a una importantísima crisis económicas entre los profesionales del sector, que se verá agravado el próximo 30 de enero cuando finalice el plazo para cerrar el año 2020 y se tenga que presentar las liquidaciones de los impuestos del IVA y del IRPF”.

“No sabemos cuánto tiempo vamos a seguir así, aunque lo que si sabemos seguro es que cuanto más tiempo sigamos siendo señalados como los culpables y ejerciendo sobre nosotros estas calamitosas medidas restrictivas, más serán los establecimientos que acabarán bajando la persiana”, concluyen.