Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021
Béjar al día

La Alcaldesa de Béjar confunde a los usuarios de La Covatilla, afirmando que se puede venir a esquiar desde Portugal

El cierre perimetral de Castilla y León implica que solamente están autorizados los desplazamientos para atravesar el territorio hacia comunidades no confinadas y cuando haya motivos justificados

La Alcaldesa de Béjar, Elena Martín, afirma en las redes sociales de La Covatilla  que los portugueses pueden venir a la estación de esquí pese al cierre perimetral de la Comunidad de Castilla y León por causa de la pandemia del coronavirus.

Mientras la Junta anuncia más restricciones y el paso a nivel cuatro, con nuevas medidas para frenar la tercera ola del coronavirus, la Alcaldesa de Béjar contesta en una de las redes sociales de La Covatilla a un usuario que pregunta si se puede pasar a Castilla y León desde Portugal para llegar a la estación de esquí: “desde Portugal se puede entrar si vienes por Castilla y León. La frontera internacional no está cerrada” y continúa afirmando, tras las contestaciones de otros usuarios que advierten de controles, del cierre perimetral y del deber de cumplir las normas: “Perdón, no he hablado de incumplir normas. Solo he dicho que la frontera con Portugal no está cerrada. Es decir que los portugueses pueden entrar siempre que lo hagan por Castilla y León”.


Cuando los vecinos de La Raya, están desesperados por el cierre entre Castilla y León y Portugal por los cierres perimetrales impuestos, que están afectando duramente a los negocios transfronterizos, la Alcaldesa de Béjar afirma que se puede pasar para venir a esquiar, sin que ésta sea una actividad esencial que justifique el desplazamiento.

Solamente los desplazamientos justificados pueden hacerse a través de la Comunidad Autónoma. El cierre perimetral solo permite atravesar la Comunidad, rodeada por otras nueve autonomías y que hace frontera con Portugal, pero siempre con trayectos que tengan origen y destino fuera de sus límites autonómicos. Se puede parar a repostar y a comprar bebidas y alimentos, y siempre cumpliendo el toque de queda que sigue en vigor y se ampliará despues del 10 de enero,  entre las diez de la noche y las seis de la mañana.