Topas, el centro penitenciario con más reducción de personal de España, según los sindicatos

De un total de 616 puestos de trabajo, solo están cubiertos 424, con lo que son 192 las vacantes 
La cárcel de Topas tiene una plantilla reducida, ya que hay un 32% de plazas de funcionarios de prisiones sin cubrir, según denuncia Acaip

Topas es un claro exponente del deterioro que sufre el colectivo de Instituciones Penitenciarias, con una de las medias de edad más elevadas del país y con una relación de puestos de trabajo donde el número de plazas sin cubrir ronda el 32%”. Es una de las denuncias que hace el sindicato Acaip.

En la cárcel salmantina hay 192 plazas sin cubrir, ya que, en apenas un año ha incrementado más de un diez por ciento las vacantes, pasando de 126 en marzo a 192 en diciembre, siendo el centro con mas reducción de personal de España. De un total de 616 puestos, solo están cubiertos 424 y de las 192 vacantes hay 130 que son de servicio interior y contacto directo con el interno; además de la falta de personal sanitario (cuatro médicos y dos enfermeras); un error que podría subsanarse con la oferta de empleo público a la que el estado hace oídos sordos.

Los sindicatos de funcionarios de prisiones llevan tiempo reivindicando una serie de mejoras laborales para estos trabajadores en nuestro país. Además, se considera de vital relevancia la creación de un estatuto propio que asegure una subida salarial, el nombramiento de estos funcionarios como agentes de autoridad y la creación de una academia para estos profesionales.


ACAIP, junto con UGT, CCOO, CIG Y CSIF, tuvo un encuentro a primeros del mes de diciembre con Marlaska, Ministro del Interior, y con el secretario de Instituciones Penitenciarias con el fin de impulsar en 2021 este nuevo estatuto y una “Ley de Cuerpos”, lo que significaría una modernización del sistema penitenciario y mejoras retributivas y laborales de los empleados.Las prioridades de los sindicatos son conseguir una nueva estructura de cuerpos penitenciarios y una armonización de puestos.  Consideran que el verdadero problema para desarrollar el trabajo diario son las condiciones laborales en las que las plantillas desarrollan sus funciones.