Banco Santander prevé el cierre de 10 oficinas más en Salamanca dentro de su plan de reestructuración   

Las entidades financieras siguen reduciendo el número de sucursales para reducir costes, a lo que se suma la cada vez mayor digitalización del sector, un proceso que se ha visto acelerado por la pandemia
Imagen de archivo de una de las oficinas de Banco Santander en Salamanca

El Banco de Santander tiene previsto cerrar 10 oficinas en Salamanca a lo largo de los próximos meses. Cierres que en el conjunto de Castilla y León ascenderían a 76 oficinas, y siguiendo con el calendario previsto del plan de reestructuración de su red de oficinas bancarias. Plan que contempla el cierre de más de un millar de oficinas en toda España (1.033), tal y como han confirmado fuentes sindicales. A esto se suma el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que prevé la salida de más de 3.500 trabajadores de la plantilla en toda España mediante prejubilaciones y bajas incentivadas y la recolocación dentro del grupo de otro millar de empleados. 

El cierre de sucursales previstas en Salamanca se suma a los que  ya se produjeron durante 2019, sobre todo para evitar en ese momento duplicidades de oficinas tras el proceso de integración del Banco Popular. También se han cerrado aquellas cuyo negocio era limitado y se han traspasado a agentes colaboradores. La entidad financiera cuenta actualmente con una treintena de oficinas en la provincia, cantidad que se reduciría este año a 20 oficinas tras los cierres previstos. 


El cierre de oficinas bancarias no es, ni mucho menos, un fenómeno nuevo. Las entidades financieras han decidido recortar el número de sucursales abiertas para reducir costes, a lo que se suma la cada vez mayor digitalización del sector, un proceso que además se ha visto acelerado por la pandemia de la Covid-19 . Sin embargo, esto puede perjudicar a la población, especialmente en el medio rural y en lo relativo al acceso de los clientes al efectivo que no puede ser cubierto, como otros servicios bancarios, a través de la banca online.

El banco presidido por Ana Botín ya ha realizado reajustes de plantilla en 2016, 2018 y 2019. Atendiendo a los datos hasta septiembre, 2020 no ha sido un buen año para la entidad financiera,  ya que ha arrojado unas pérdidas de más de 9.000 millones de euros.