Expertos de la región recomiendan confinamiento domiciliario estricto y la Junta volverá a pedir herramientas jurídicas

Argumentan que sería lo más efectivo y lo plantean durante dos semanas, pero la Comunidad no tiene "ni competencia ni capacidad" para acometer esta medida

Calles vacías en el centro de Salamanca. Foto de archivo

El Comité de Expertos de Castilla y León que trabajan ante la pandemia generada por el Covd-19 han emitido un informe en el que señalan que un confinamiento domiciliario estricto en este momento sería lo más adecuado para frenar el nivel de contagios, por lo que la Junta volverá a pedir en el Consejo Interterritorial de Salud herramientas jurídicas que permitan a las comunidades acometer esta medida.

Así lo ha avanzado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien ha explicado que ante la tendencia al empeoramiento de los datos registrado desde el domingo se pidió un informe al grupo de expertos en el que se insistía en el que el confinamiento domiciliario sería lo más efectivo.

"Ellos plantean el confinamiento domiciliario estricto durante dos semanas", ha aseverado Casado, quien ha insistido en que la Comunidad no tiene "ni competencia ni capacidad" para acometer esta medida, ya que el Estado de Alarma aprobado por el Gobierno sólo contempla la posibilidad de que las autonomías establezcan el toque de queda, limitación de reuniones, cierres perimetrales y control de aforos.

Para la consejera, dada la evolución epidemiológica actual, ahora sería el mejor momento para imponer un confinamiento estricto de entre 10 y 14 días para frenar la curva ascendente de contagios que, en este momento, es "rápida" y que lleva a "duplicar casos" en uno o dos días.

De este modo, ante la imposibilidad de confinar a la Comunidad, la consejera ha pedido "encarecidamente" a la ciudadanía que lleve a cabo el confinamiento inteligente para evitar un importante incremento de casos y el posible colapso del sistema sanitario.


Los expertos apuntaron también a la necesidad de suspender cabalgatas y limitar a un único núcleo de convivientes las reuniones, además de evitar el contacto de niños con población de riesgo.

También abogan por mantener el cierre perimetral, no descartan el cierre de otras unidades geográficas y piden la vigilancia "exhaustiva" para garantizar la limitación de la movilidad especialmente con Madrid.

Los expertos han considerado necesario que se garantice el cumplimiento de las medidas acordadas, especialmente en lo relativo al control de aforos, por lo que reclaman a los alcaldes que "redoblen" el control con sanciones "ejemplares y públicas".

Además, recuerdan la prohibición de consumo en barra, límite de aforos al 33 por ciento, la importancia de informar del número de personas que pueden acceder a un establecimiento en la entrada, garantizar la distancia de mesas y la prohibición de instalar peceras cerradas en las terrazas. A esto se suma el control "estricto" de aforos en centros comerciales y grandes superficies.

Por último los expertos, entre otras medidas, han sugerido que se limiten las entradas de familiares a centros sociosanitarios y mantener el toque de queda a las 22.00 horas.