Salamanca cerró el 2020 con más de 5.300 trabajadores en ERTE

En Castilla y León son 34.695 personas, 6.928 más que a finales de noviembre

Zona de espera de la Oficina del Ecyl en el barrio San José de Salamanca

El número de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) cerró el año 2020 con 34.695 personas en Castilla y León, 6.928 más que a finales de noviembre, mientras que a nivel nacional esta cifra alcanza los 755.613, 8.033 más, según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En el caso concreto de Castilla y León el año cerró con 34.695 trabajadores en ERTE, la mayor parte de ellos en Valladolid, con 8.014, seguida de León (6.017), Burgos (5.862), Salamanca (5.341), Segovia (2.289), Ávila (1.948), Palencia (1.943), Zamora (1.875) y Soria (1.406).

El decreto de prórroga de los ERTE aprobado a finales de septiembre extendía hasta el 31 de enero de manera automática los procedimientos por fuerza mayor para determinados sectores económicos, y creaba dos figuras, los ERTE de impedimento de la actividad y los ERTE de limitación de actividad, a las que pueden acogerse todas las empresas, con exoneraciones bastante elevadas, que en algunos casos llegan hasta el cien por cien.

En el caso concreto de Castilla y León hay 8.907 afiliados afectados por expedientes de fuerza mayor mientras que 2.876 lo están por otras causas y 8.588 se encuentran en un ERTE de impedimento y 8.627 en un ERTE de limitación de actividad.

Por provincias, la mayor parte de los expedientes por fuerza mayor se han registrado en Valladolid (2.193), seguida de Salamanca (1.605), León (1.592), Burgos (1.283), Zamora (523), Segovia (515), Ávila (511), Palencia (472) y Soria (213).

Respecto a los ERTE por impedimento, 2.364 se computan en Valladolid, 1.860 en Burgos, 1.436 en León, 1.241 en Salamanca, 577 en Soria, 527 en Palencia, 308 en Zamora, 182 en Segovia y 93 en Ávila mientras que en los de limitación en concentran en León (1.802), seguida de Valladolid (1.607), Burgos (1.362), Salamanca (1.073), Segovia (836), Zamora (591), Ávila (555), Palencia (518) y Soria (283).

DATOS NACIONALES

El Departamento que dirige José Luis Escrivá ha destacado que esta cifra de 755.613 personas protegidas por ERTE supone que "se mantiene" la estabilización del número de trabajadores con esta iniciada desde el pasado mes de septiembre.

Respecto al cierre de noviembre se ha producido un descenso de 95.607 personas si se tiene en cuenta la serie revisada en función de las personas en alta afectadas, mientras que si se compara con la cifra de personas notificadas en esa fecha, se aprecia un incremento de 8.033.

De media, según la serie por fecha de alta, en el mes de diciembre ha habido 782.915 personas en ERTE, frente a las 865.677 de la serie revisada del mes anterior y las 676.905 del mes de octubre.

Continúa, así, la estabilización del número de trabajadores protegidos iniciada en septiembre, a pesar de las nuevas restricciones administrativas para afrontar la segunda ola de la pandemia.

En términos trimestrales, el cuarto trimestre ha cerrado con 774.182 personas en ERTE frente a las 818.606 del tercer trimestre del año, lo que supone una reducción superior al cinco por ciento, a pesar de que la segunda ola de la pandemia ha obligado a aprobar importantes restricciones administrativas en buena parte de España, tal como destaca el Ministerio.


Respecto al momento más agudo de la crisis (finales de abril), el número de personas en ERTE ha descendido en 2,86 millones de personas, lo que significa que al cierre de 2020 había descendido un 79 por ciento el número de personas en ERTE.

ERTE POR TIPO

Por tipo de ERTE, se ha continuado produciendo el trasvase desde los ERTE recogidos en el Real Decreto Ley 18/2020 a los establecidos en el RDL 30/2020, en vigor a partir del 30 de septiembre. De esta forma, el número de personas en alguna de las figuras del RDL 30/2020, que son las que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social, alcanza el 61 por ciento del total. En concreto, 62.197 personas terminaron el año protegidas por ERTE de impedimento.

Los trabajadores protegidos bajo esta figura se redujeron en más de 30.000 personas a lo largo del mes de diciembre, debido al fin de las medidas de restricción administrativa de algunas comunidades autónomas. Otras 171.562 personas estaban a 31 de diciembre bajo la figura del ERTE de limitación.

En este caso, a lo largo del mes de diciembre se ha producido una reducción en 17.000 personas respecto al 30 de noviembre. Otros 175.555 trabajadores estaban en los ERTE para sectores ultraprotegidos, que se pusieron en marcha el pasado 30 de septiembre. En este caso, son 10.000 menos que al cierre del mes anterior.

Además, otros 50.385 trabajadores están incluidos en los ERTE correspondientes a la cadena de valor de estos sectores ultraprotegidos. En su caso, la reducción respecto al 30 de noviembre es de unas 2.000 personas.

Fuera de las modalidades del RD 30/2020, ya sin exoneraciones a la Seguridad Social, se mantenían 295.914 personas en ERTE de Fuerza Mayor o ETOP, lo que supone una reducción de unas 36.000 personas respecto al cierre del mes anterior.

Los 755.613 trabajadores en ERTE con que se terminó 2020 suponen un 5,2 por ciento de los afiliados del Régimen General, aunque geográficamente, existe una importante concentración de los mismos. Las dos provincias canarias son las que tienen un mayor porcentaje de afiliados bajo alguna modalidad de ERTE.

La provincia de Las Palmas cerró el año 2020 con 45.100 personas protegidas, el 13% de sus afiliados, mientras que Santa Cruz de Tenerife fue la segunda, con 34.106 personas protegidas, el once por ciento del total de sus afiliados. La tercera fue Baleares, con un 9,9 por ciento de trabajadores afectados, en total, 30.986 a 31 de diciembre.

En el extremo contrario están Castellón, Badajoz y Guadalajara, donde el porcentaje de afiliados protegidos por alguna modalidad de ERTE terminó el año 2020 por debajo del dos por ciento.

También hay una importante concentración sectorial de las personas acogidas a alguna modalidad de ERTE. En términos absolutos, la hostelería (servicios de comidas y bebidas) concentra prácticamente a una de cada tres personas acogidas a ERTE al cierre de 2020, con 241.390 personas, el 30 por ciento de los afiliados al Régimen General en este sector.