2021, un año lleno de dudas para el deporte charro con la vista puesta en recuperar lo perdido

La pandemia del coronavirus provocó un parón de, al menos, seis meses en diversas disciplinas, mientras que en otros casos aún no se ha llegado a reanudar la competición

Aitor López y José Ángel Cuervo, entrenadores del Pizarrales, en un partido del curso pasado

Con el 2021 ya de cuerpo presente, los coletazos de su predecesor aún siguen coleando en el ambiente, especialmente en el plano deportivo, un sector que ha sufrido de enorme manera las consecuencias de la pandemia del coronavirus desde el pasado mes de marzo. Absolutamente todas las disciplinas tuvieron un parón de, al menos, seis meses, mientras que en otros casos aún no se ha llegado a reanudar la competición tal y como se conocía antes de todo lo ocurrido. 

En el caso del fútbol, todo un veterano y que está curtido en mil batallas como el salmantino Jonathan Martín, capitán del CD Guijuelo, prefiere dejar en el olvido un durísimo 2020, aunque él sí que tuvo la suerte de volver a enfundarse la elástica de su equipo en el mes de octubre. “Ojalá que el 2021 venga cargado de muchísimas más salud y estabilidad a nivel deportivo y social para todos. El ‘20 ha sido un año complicado, con gran incertidumbre y gravedad. Esperemos que lo que venga sea mejor y se cumplan los objetivos profesionales y deportivos de los equipos de Salamanca y espero ver a los aficionados pronto”, relata el central a este medio de comunicación. 

Otro de los que no contó con un año nada fácil ha sido el futbolista extranjero –es uruguayo– más joven que hay en una entidad tan grande como el Salamanca UDS: Seba López, un atacante que asegura que “lo primero que quiero es que se termine la pandemia lo antes posible para que la gente pueda regresar a las canchas. La afición del Salamanca se nota mucho”. Por otro lado, el sudamericano no olvida lo duro que fue todo: “En 2020 no tuve la continuidad que esperaba por un tema reglamentario, por lo que no podía entrar en la dinámica del filial. En la pretemporada me sentí muy bien física y futbolísticamente y luego no pude tener minutos con el Juvenil Regional (equipo en el que tiene ficha). Me ha tocado apoyar mucho desde fuera”, comenta.  

Pese a todo, Seba López ya piensa en el futuro y afirma que “estoy deseando que llegue el 2021 y la segunda parte de la temporada. Le doy las gracias al club por la oportunidad y tengo mucha ilusión de empezar mi carrera en Europa con solo 18 años. Le agradezco todo a la afición y le deseo un feliz año a los hinchas. Lo mejor está por venir”. 

En una materia más complicada se encuentra el fútbol base, que ha resultado el principal afectado con la COVID-19, puesto que la Liga no ha vuelto a arrancar en este tiempo. Ante ello, Aitor López, entrenador del Alevín de segundo año del CDM Pizarrales, indica que “hay una incertidumbre total. Está claro que en lugares como Santa Marta, Carbajosa, Villamayor u otros pueblos se puede ir a entrenar. Ahora no hay competición, pero si eres un entrenador de fútbol formativo decente es lo último que te interesa o te preocupa. Tú puedes estar dos horas con los chavales y les puedes enseñar otros contenidos o valores como el compañerismo. No puedes jugar todos los fines de semana, pero yo firmo no poder hacerlo y sí entrenar a mis niños”. 


Por otra parte, Aitor no tiene nada claro que la base pueda volver, al menos por el momento, ya que “depende de cómo avance todo con las vacunas, el virus no va a desaparecer y hay que intentar que los contagios disminuyan. A lo mejor en cuanto a tener una temporada de enero a junio no puedo decir que sí habrá Liga. Lo que está claro es que a los clubes de la capital no nos van a dejar entrenar si no se compite. Si la Junta no da el OK, la Federación tampoco lo hará. Un año es muy largo y espero que en septiembre de 2021 pueda haber, aunque en esta lo dudo mucho. En enero habrá tercera ola y nadie pone de su parte para que no se dé… Habrá que darle una vuelta al coco para los niños. Hay mucha incoherencia en las decisiones tomadas y produce frustración y te tienes que aguantar, también dudas al no saber cómo poder llevar todo a cabo y con seguridad”, matiza el técnico. 

Mientras, en representación del BM Salamanca, el capitán Sebas Elena se muestra ilusionado por lo que viene: “En lo deportivo vamos con ambición y hemos llegado lo mejor posible al parón de Navidades. Estamos a nada del primero y hay que tener los pies en el suelo. El BM Salamanca siempre se ha caracterizado por ir a por más. Ojalá la gente pueda seguir yendo al pabellón”. Además, el pivote muestra su deseo de que todo siga como hasta ahora en una situación tan complicada como la que se está viviendo en todo el planenta y relata que “somos uno de los pocos equipos que no ha tenido que aplazar partidos por tener casos de COVID en sus filas y deseamos que con la vacuna vuelvan las tardes de gloria al Río Tormes. Esperemos terminar la primera vuelta y luego ya pensar en mayo o junio. Le pido al 2021 que nos deje jugar y estar con los nuestros”, le comunica a SALAMANCA AL DÍA. 

Por último, el reputado kickboxer Richard Huerta hace balance de todo lo que le ha tocado pasar en los últimos meses, ya que “a nivel deportivo era un año que prometía mucho por la racha que traía del año pasado y quería luchar de febrero a junio una vez al mes a nivel internacional. Peleé en Alemania y realicé una buena actuación y luego ya llegó la pandemia en marzo; iba a competir en Ámsterdam y esa misma semana se decretó el estado de alarma y todo fue un caos. Ha sido un 2020 raro. Estuve entrenando con gente de manera online durante la cuarentena y me mantuve en forma. Somos un deporte pequeño y desde que se inició la actividad al no poder haber público y ha habido muy poca gente que se ha arriesgado a hacer campeonatos al perder dinero. En el último semestre sí que podría haber torneos, pero todo se cayó y cada país es distinto, por lo que llevar competidores internacionales es complicado. Parecía que no iba a haber nada más y vencí en Kicklight en el Campeonato de España y fue una ilusión muy grande el poder ver a la gente y participar, aunque bajo estrictas medidas de seguridad. El trabajo de todo el año en casa y al aire libre ha sido bueno y ha tenido sus resultados. Esperemos que en 2021 todo pueda mejorar y luchar”, sentencia el campeón del mundo.