Advertisement Advertisement
Viernes, 26 de febrero de 2021

El fenómeno de la despoblación es rural y afecta con mayor gravedad a los pequeños municipios

En nuestro país hay 3.926 municipios en riesgo demográfico al tener una densidad inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado

España ha experimentado un importante crecimiento demográfico en este siglo. Entre 2001 y 2019, España ha pasado de 41,1 millones a 47 millones de habitantes, lo que supone un crecimiento de casi un 15%. Un dato que, como recoge el informe ‘El reto demográfico y la despoblación en España en cifras’ publicado por la Secretaría General para el Reto Demográfico, esconde una realidad diferente, y es que se ha intensificado el proceso de despoblación

Castilla y León es, junto a Extremadura, Galicia y Asturias, una de las cuatro comunidades autónomas que pierde población en este siglo XXI, pero ya son 9 las que pierden población en la última década (a las cuatro anteriores se suman Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y La Rioja). 

El fenómeno de la despoblación se refleja mejor a nivel municipal. Así, 5.102 de los 8.131 municipios que hay en España han perdido población desde el año 2001. Además, 3 de cada 4 municipios pierden población en la última década. 

La despoblación es un fenómeno eminentemente rural y afecta con mayor gravedad a los pequeños municipios. En España hay 6.815 municipios con menos de 5.000 habitantes, y que concentran a 5,7 millones de habitantes. En la última década, 8 de cada diez de estos pequeños municipios han perdido habitantes. El total de población que han perdido estos municipios alcanza los 410.000 habitantes. Para que nos hagamos una idea, el equivalente a la población de la provincia de Lleida. 


En los municipios de menos de mil habitantes, la despoblación afecta al 86% de los casi 5.000 municipios que hay en nuestro país. Aún siendo pequeños, en ellos viven más de 1,4 millones de personas. Además, 29 capitales de provincia han perdido población en la última década. 

Municipios en riesgo demográfico

A la despoblación se suman los problemas derivados de la dispersión territorial y la baja densidad de población, lo que dificulta la prestación de servicios básicos. De hecho, la densidad media en España es de 93 habitantes por kilómetro cuadrado (la media europea es de 120 habitantes por metro cuadrado). Sin embargo, en nuestro país hay 3.926 municipios en riesgo demográfico al tener una densidad inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, el umbral que marca la UE para ser considerado como tal. 

Otro de los problemas es el envejecimiento de la población. Una de cada cinco personas en nuestro país tiene más de 65 años. El envejecimiento se concentra además en los pequeños municipios rurales. En los municipios de menos de 5.000 habitantes, 1,5 millones de personas ya superan los 65 años. En los de menos de mil habitantes, tres de cada diez superan esta edad. Castilla y León es una de las comunidades con saldo vegetativo negativo desde la década de 1980.