Castilla y León investiga un posible caso de la variante británica tras una PCR negativa y varios viajes por España

“En vez de quedarse en casa esperando a dar negativo se reúne con varios familiares, entre ellos primos, amigos y personas mayores que están todos en estudio”, ha relatado Casado

La Junta de Castilla y León investiga un posible caso importado de la variante británica del coronavirus que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha situado además como "un ejemplo de lo que no debemos hacer" ya que el contagio habría llegado a través de una persona que se hizo una PCR -dio resultado negativo--en Reino Unido y que viajó después a España donde se ha movido entre distintas comunidades autónomas, en concreto Valencia, Madrid y Castilla y León.

Según ha precisado la consejera, todo apunta a que esta persona llegó a Madrid sin ningún problema aparente por lo que viajó y llegó finalmente a una de las nueve provincias de Castilla y León que Casado no ha querido desvelar y donde empezó a tener síntomas de la enfermedad con posterioridad.

"En vez de quedarse en casa esperando a dar negativo se reúne con varios familiares, entre ellos primos, amigos y personas mayores que están todos en estudio", ha relatado Casado, para quien este caso es una muestra de que una PCR negativa se puede "positivizar" por haber coincidido en un periodo de incubación. "Tenemos que ser muy cuidadosos", ha reiterado en varias ocasiones la consejera que ha recordado asimismo que las comunidades autónomas están perimetradas precisamente para impedir que las personas vayan "de un lado a otro distribuyendo los virus", como habría ocurrido en este caso ahora en estudio.


"Y, desde luego, lo que no podemos es someter a nuestros familiares a la posibilidad de contagiarles", ha continuado la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León que ha trasladado su deseo de que finalmente este caso "se quede en nada" y que "no haya que lamentar ningún evento más".

Casado ha aprovechado este ejemplo concreto para volver a hacer un llamamiento a todos los ciudadanos a ser muy responsables con sus actos ya que, según ha aclarado, no se trata de evitar que las autoridades no te pillen cometiendo una infracción si no de no hacerla. "Que nosotros mismos seamos nuestros policías, que controlemos lo que tenemos que hacer", ha sentenciado.

Según ha explicado la recomendación de la Junta ante casos de personas que lleguen desde el extranjero es que no se realicen pruebas de antígenos de segunda generación sino PCR para poder secuenciar el virus y comprobar a qué cepa pertenece.